Menú
¿Esconden los sueños un significado?
¿Esconden los sueños un significado?
DORMIR

¿Esconden los sueños un significado?

Tendemos a asociar los sueños con sentidos místicos, pensando que tienen algún tipo de significado, pero en verdad, ¿qué son los sueños?

Sara Menéndez

Los sueños suponen uno de los procesos mentales más fascinantes de nuestra conducta, aunque no de la manera en que creemos. Realmente, cuando soñamos vivimos experiencias totalmente surrealistas, a veces son muy agradables, a veces lo pasamos mal, a veces tienen sentido, otras muchas no. Pero en verdad, ¿esconden algún significado? ¿Nos están intentando decir algo? ¿Es verdad la teoría de Freud de que los sueños son la manera en que las ideas del inconsciente se cuelan en nuestra conciencia? Vamos a resolver todos estos enigmas.

La primera idea que debemos tener clara es que los sueños no son la ventana a nuestro inconsciente, porque en verdad no existe esa dimensión desconocida de nuestra mente. Lo que podemos pensar que es "el inconsciente" es nuestra memoria, o los procesos de aprendizaje que tenemos automatizados, pero no hay intenciones ni deseos ocultos. Freud aportó cuestiones muy interesantes a la psicología, pero su teoría no se fundamentaba en ninguna evidencia científica, y en verdad no es cierta.

¿Cómo podría un sueño transmitirnos un mensaje?

Por otro lado, aunque nos decepciones el carácter místico que pudiera tener, los sueños no tienen un significado. No son una alerta de lo que ocurre alrededor, ni anticipan nuestro futuro, ni tampoco supuestos deseos ocultos, como ya decíamos. Imaginemos lo siguiente: es común que nos digan que si soñamos con piojos, por ejemplo, nos está indicando que alguien de nuestro alrededor está siendo falso. Si nos paramos a pensar con calma la idea, se supone que aquello que nos está ocultando una persona en verdad se "mete" en nuestra cabeza por algún mecanismo, y como no nos damos cuenta, pues eso hace que durante la noche nuestro cerebro cree imágenes de piojos (o cerditos, o piedras, o limones...).

Los sueños son recuerdos que se entremezclan durante la nocheLos sueños son recuerdos que se entremezclan durante la noche

Las dos formas de que esto pudiera ser dos: una, que a un estilo parecido al personaje de 'Sherlock', haya información en la conducta de las personas que no recibimos de manera consciente, pero que sí percibimos. Como la publicidad subliminal. Por ejemplo, nuestro amigo el falso nos está mintiendo, conscientemente no lo sabemos, pero percibimos de manera inconsciente un gesto o una mirada de falsedad, y eso en la noche se convierte en un sueño concreto. Lo sentimos, pero nuestra mente no funciona así. La otra posibilidad es que este tipo de "conocimiento oculto" se transfiera a través de "energías" o cualquier otro tipo de elemento parapsicológico. Lo sentimos de nuevo, pero eso de las energías no existe. En definitiva, los sueños no significan nada, aunque varias personas sueñen lo mismo.

Por otro lado, hay personas que pueden decirte que los sueños son premonitorios, pero ¿cómo iba un sueño a predecir el futuro? Nos estaríamos adentrando también en el terreno de la parapsicología, clarividencia y todas esas cosas que no son más que mitos y engaños.

¿Por qué soñamos lo que soñamos?

En Bekia Psicología dedicaremos más artículos a hablar de los sueños y su funcionamiento, pero es interesante saber, en general, cuál es el proceso. Cuando recibimos información a lo largo del día, esta va accediendo a nuestra memoria a corto plazo (MCP), y aquello menos irrelevante se borra de este tipo de memoria, mientras que lo importante pasaría a la memoria a largo plazo (MLP), que no son más que procesos de envío de neurotransmisores y creación de conexiones entre las neuronas para mantener esa información. Por ejemplo, podemos memorizar un número de teléfono para hacer una llamada, pero como no hagamos algo para intentar recordarlo en el futuro (repetirlo varias veces o aplicar alguna regla mnemotécnica), nos olvidaremos rápidamente de él.

Bien, por la noche, toda esa información que hemos procesado a lo largo del día y que no se ha borrado, se afianza en nuestra memoria a largo plazo. Durante ese procesamiento, la información nueva se combina con la que ya tenemos guardada (nuestros recuerdos), y de alguna manera se involucran diferentes áreas del cerebro, que conformamos una imagen visual de los mismos. Además, ocurre que durante la noche se estimulan unos neurotransmisores y se inhiben otros, de manera que las áreas más relacionadas con las emociones (podríamos decir que la emoción es un gran alimento para los recuerdos) están más estimuladas, y las relacionadas con el razonamiento o la atención, más relajadas.

Si estás muy estresado es normal que tengas pesadillasSi estás muy estresado es normal que tengas pesadillas

Por ello, los sueños están cargados de emociones, independientemente del significado, y pese a todo las "historias" que se crean en los sueños aparentan tener lógica mientras las visualizamos, aunque al recordarlas cuando despertamos nos parezcan totalmente absurdas. Lo que aparecen en ellos son recuerdos recientes mezclados con recuerdos pasados, aunque sean por ejemplo personas con las que no tenemos mucha relación o hace años que no vemos. Y lo que ocurre es que, a veces, aunque el contenido del sueño no tiene por sí mismo ningún tipo de connotación emocional, tenemos muy activadas zonas del cerebro como la amígdala, que hacen que les atribuyamos tristeza, miedo, o incluso erotismo. No son más que mecanismos fisiológicos

A veces los sueños sí indican que algo va mal

Sí hay algunos elementos de los sueños que nos pueden indicar algo sobre nuestro estado. Por ejemplo, las pesadillas se deben a que nos hemos acostado demasiado estresados, hay algún elemento que nos preocupa en exceso, lo estemos pasando mal o simplemente no descansemos bien. Otras veces soñamos con algún tema que tenemos muy presente, como nuestros exámenes, problemas del trabajo, o incluso alguna persona concreta, y eso no es más que porque estamos muy expuestos a ese estímulo o pensemos mucho en él y, por tanto, lo estamos procesando con mayor frecuencia.

En definitiva, los sueños son fascinantes por el mero hecho de existir, y su funcionamiento es aún objeto de estudio desde la neuropsicología y la neurología, pero no debemos preocuparnos por su significado. No nos va a pasar nada bueno ni malo por lo que hayamos soñado, no tiene nada que ver con el comportamiento ajeno, ni con ninguna enfermedad, intenciones ocultas o cualquier cosa parecida.

Si quieres saber más sobre los sueños, en Bekia Psicología y hablaremos bastante de ellos. Pero recuerda, si quieres saber algo sobre la salud del sueño, o los sueños como concepto, acude siempre a fuentes científicas y webs o blogs de psicología o salud.

Artículos recomendados