Menú
Cómo saber si alguien te está mintiendo
Cómo saber si alguien te está mintiendo
MENTIRAS

Cómo saber si alguien te está mintiendo

Si quieres saber cuando alguien te está mintiendo, es necesario que sepas estas cosas. ¡Nadie más podrá mentirte jamás!

Mª José Roldán Prieto

La mentira y el engaño son comportamientos humanos comunes. La mayoría de personas mienten de vez en cuando, algunas mentiras son "pequeñas" y otras pueden ser más serias. En ocasiones se miente para no herir los sentimientos de otras personas y otras veces, para conseguir cosas u ocultarlas.

Las personas no suelen detectar fácilmente cuando otros mienten, puesto que de forma natural, nos gusta creer que los demás son buenas personas. En realidad, es puede detectar a un mentiroso ya que hay señales no verbales que son mucho más comunes de lo que te puedes imaginar. Los mentirosos tienden a inquietarse e incluso los que están más seguros de sí mismos y se creen hasta sus mentiras, tendrán pequeños despistes que les delatarán.

Pero para poder "pillar" a un mentiroso puede ser bastante complicado, y más en los que tienen bastante habilidad para conseguirlo. Existen diferencias de comportamiento entre las personas honestas y los mentirosos pero es difícil medirlas. La detección de una mentira a veces se reduce a un cosa simple: confiar en tus instintos y estar atento/a a los detalles más sutiles.

Las personas no suelen detectar fácilmente cuando otros mientenLas personas no suelen detectar fácilmente cuando otros mienten

Lenguaje corporal

Cuando se trata de detectar mentiras, las personas se suelen centrar en los inficiones del lenguaje corporal en el comportamiento. Esto suele traducirse en: ojos esquivos, inquietud en el habla, evitar el contacto visual... estas pueden ser señales inequívocas pero son solo pistas, puesto que muchos de estos comportamientos no siempre son señales de que la persona miente, a veces, solo es timidez.

A veces cuando una persona desvía la mirada puede que solo sea porque está pensando o intentando recordar algo. Las señales y los comportamientos pueden ser útiles del engaño, aunque también puede haber comportamientos vinculados a la mentira que no se pueden descubrir tan rápidamente. La clave en todo caso, es entender a qué señales debes prestar atención.

Señales vinculadas a la mentira

Algunas señales de alerta que pueden indicar que alguien te está intentando engañar incluyen:

  • Dar detalles vagos
  • Repetir las preguntas antes de contestarlas
  • Hablar en fragmentos
  • No proporcionar detalles específicos cuando se cuenta una historia
  • Comportamientos extraños como apretar los dedos, los labios o tocarse mucho el pelo

Para detectar las mentiras se necesita practica puesto que en ocasiones las percepciones no están relacionadas con la capacidad real de detectar un engaño. Aunque en la mayoría de ocasiones más que entrenamiento lo que realmente se necesita es escuchar el instinto.

El lenguaje corporal es débil

Las personas suelen prestar atención a muchas de las señales de comportamiento correctas al engaño aunque el problema puede ser que las personas que mienten muestran estas señales de forma muy sutil. Algunas de las señales de engaño más precisas a las que las personas prestan atención incluyen:

Ser vago en detalles, cuando se omiten intencionalmente detalles importantes.

Incertidumbre vocal, cuando la persona parece insegura al contar algo.

Indiferencia, como encogerse de hombros, falta de expresión, tener una postura extraña... intentando evitar transmitir emociones.

Pensamiento excesivo, cuando la persona parece que está pensando demasiado para completar los detalles de lo que está contando.

Lo que es importante es prestar atención a las señales correctas. Los expertos dicen que confiar demasiado en las señales puede afectar a la capacidad de detectar mentiras (cuando no se presta atención al instinto). Es necesario tener un enfoque más activo para determinar si alguien está diciendo la verdad o no.

La detección de mentiras a menudo se ve como un proceso pasivo. Las personas a menudo asumen que solo pueden observar el lenguaje corporal y las expresiones faciales del mentiroso para detectar "indicios" obvios. Aunque la investigación ha demostrado que esta es una forma bastante mala de detectar mentiras, adoptar un enfoque más activo para descubrir mentiras puede dar mejores resultados.

Aumentar la carga mental hace que la mentira sea más difícil

Pedir a las personas que informen sus historias en orden inverso en lugar de cronológico puede aumentar la precisión de la detección de mentiras. Las señales verbales y no verbales que distinguen entre mentir y decir la verdad se vuelven más evidentes a medida que aumenta la carga cognitiva. En otras palabras, mentir es más agobiante mentalmente que decir la verdad. Si añades aún más complejidad cognitiva, las señales de comportamiento pueden volverse más evidentes.

La detección de mentiras a menudo se ve como un proceso pasivoLa detección de mentiras a menudo se ve como un proceso pasivo

Decir una mentira no solo es más exigente desde el punto de vista cognitivo, sino que los mentirosos suelen ejercer mucha más energía mental para controlar sus comportamientos y evaluar las respuestas de los demás. Se preocupan por su credibilidad y se aseguran de que otras personas crean sus historias. Todo esto requiere una considerable cantidad de esfuerzo, por lo que si lanzas una tarea difícil (como relatar su historia en orden inverso), las lagunas en la historia y el comportamiento podrían ser más fáciles de detectar.

Confía en tus instintos

Tus reacciones visuales inmediatas podrían ser más precisas que cualquier otra detección consciente de mentiras que puedas intentar. Las personas pueden tener una idea inconsciente e intuitiva sobre si alguien está mintiendo. Entonces, si nuestras reacciones viscerales podrían ser más precisas, ¿por qué las personas no son mejores para identificar la deshonestidad?esto puede ser así porque las respuestas conscientes podrían interferir con nuestras asociaciones automáticas. 

En lugar de confiar en nuestros instintos, nos centramos en los comportamientos estereotipados que a menudo asociamos con la mentira, como la inquietud y la falta de contacto visual. Al enfatizar demasiado las conductas que predicen de manera no confiable los engaños, dañamos nuestras posibilidades de distinguir entre la verdad y las mentiras. Además, que las personas prefieren pensar que quien tiene delante no les van a engañar.

Reflexiones finales

La mayoría de estos comportamientos estereotipados no revelan realmente deshonestidad. ¿Cuál es la mejor manera de detectar a un mentiroso? La realidad es que no hay una señal universal y segura de que alguien está mintiendo. Todas las señales, comportamientos e indicadores son simplemente pistas que pueden revelar si una persona está siendo sincera o no.

La próxima avez que quieras saber si alguien te está diciendo la. Verdad o no, intenta detectar comportamientos más sutiles... cuando sea necesario utiliza un enfoque más activo añadiendo presión a lo que te cuenta el otro y después confía en tus instintos.

Artículos recomendados