Menú
Las emociones y los sentimientos: en qué se diferencian
Las emociones y los sentimientos: en qué se diferencian
EMOCIONES

Las emociones y los sentimientos: en qué se diferencian

Las emociones y lo sentimientos no son lo mismo aunque sean parecidos... ¿en qué se diferencian exactamente?

María José Roldán Prieto

Es habitual que las personas cuando hablen de sentimientos o emociones crean que hablan de sinónimos, pero, ¿es lo mismo o tienen diferencias? Las personas pueden estar más al tanto de los sentimientos que tienen en cada momento pero se olvidan de las emociones que hay detrás de ellos. Las emociones están descuidadas porque las personas no son del todo conscientes de las corrientes profundas que las mueven dentro de ellos mismos, algunos incluso las retienen y otros, las ocultan.

Diferencias

Para entenderlo mejor vamos a poner un ejemplo. Piensa en la frase: "me siento orgulloso", puede tener tres significados diferentes:

  • Que actualmente me siento orgulloso de algo
  • Que en general estoy orgulloso
  • Que soy una persona orgullosa

El primer ejemplo sería una experiencia emocional o una emoción, el segundo sería un sentimiento y la tercera sería un rasgo de la personalidad de la persona.

Es bastante común confundir estas tres instancias, pero sobre todo es más común diferenciar entre sentimientos y emociones. Mientras que el sentimiento es breve y episódico, una emoción puede o no resultar de las experiencias vividas, puede durar muchos años o predisponer de una variedad de experiencias emocionales, así como de pensamientos, creencias, deseos y acciones. Por ejemplo, el amor puede dar lugar no solo a sentimientos amorosos, si no también de alegría, dolor, rabia, anhelo, celos, entre otros muchos.

Las emociones pueden estar de forma inconsciente en una personaLas emociones pueden estar de forma inconsciente en una persona

Como te acabamos de indicar, es muy común confundir emociones y sentimientos. Una experiencia emocional siempre generará sentimientos o sensaciones físicas ("me enfado porque tengo hambre", por ejemplo). No todas las experiencias conscientes son sentimientos, por ejemplo se puede sentir una emoción sin tener una sensación física ("me siento feliz porque tengo ese amigo nuevo", por ejemplo).

Por el contrario, una emoción, en cierto sentido, está latente, solo se puede sentir, en sentido estricto, a través de las experiencias emocionales a las que da lugar, aunque también podría descubrirse a través de los pensamientos, creencias, deseos y acciones asociadas. A pesar de estos conscientes e inconscientes. En las manifestaciones, las emociones no necesitan ser conscientes, y algunas emociones, como odiar a una madre o estar enamorado de tu mejor amigo solo pueden descubrirse después de mucho trabajo interno.

Emociones inconscientes

Las emociones pueden estar de forma inconsciente en una persona pero que eso le repercuta en su vida diaria y en sus sentimientos en general. Normalmente cuando hay una emoción inconsciente suele ocurrir por una represión o por no querer darse cuenta de la realidad de sus emociones, de no aceptarlo.

Por supuesto, el autoengaño también puede ocurrir al nivel de una experiencia emocional si no es aceptable o tolerable, por ejemplo, al atribuir erróneamente el tipo o la intensidad de la experiencia emocional, o al atribuir erróneamente su objeto o causa. 

Es imprescindible conocer y poner nombre a las emociones que se sienten Es imprescindible conocer y poner nombre a las emociones que se sienten

Por lo tanto, la envidia a menudo se interpreta como indignación y lo contrario sería el placer derivado de la desgracia de los demás... El miedo a los fantasmas o a la oscuridad es casi seguramente el miedo a la muerte de forma inconsciente, ya que las personas que viven sin esos miedos no tendrán problemas ante la oscuridad. Incluso las emociones más básicas como la felicidad pueden ser engañosas en la medida en que tienen demasiado peso en la experiencia o sobre algunas cosas. Por ejemplo, una persona que cree que es más feliz por tener una casa más grande no sabe exactamente qué significa la felicidad. En ese sentido, las emociones no son percepciones objetivas o neutrales, sino "formas de ver" subjetivas que reflejan las necesidades y preocupaciones humanas.

En conclusión

Por lo tanto, las emociones están integradas en el ser humano y los sentimientos surgen en base a esas emociones y a las experiencias vividas. Los sentimientos son más fugaces y las emociones se quedan arraigadas por más tiempo dentro de las personas.

Es imprescindible conocer y poner nombre a las emociones que se sienten para poder entendernos mejor y poder actuar en la vida en consecuencia y encontrar bienestar emocional. Los sentimientos, tienen más que ver con el temperamento y la personalidad (además de las experiencias) de la persona.

Artículos recomendados