Menú
¿Sientes que has fracasado? Puedes recuperarte y crecer interiormente
¿Sientes que has fracasado? Puedes recuperarte y crecer interiormente
FRACASO

¿Sientes que has fracasado? Puedes recuperarte y crecer interiormente

Si normalmente sientes que tu vida es un fracaso, ¡puedes saber que eres capaz de recuperarte y crecer interiormente!

Mª José Roldán Prieto

Todo el mundo, en algún momento de sus vidas pueden sentir que han fracasado, pero lo importante no es quedarse con ese sentimiento negativo, si no que la persona sea capaz de trabajar en su propia resiliencia y avanzar en la vida... ¡y crecer interiormente! Muchas personas harán todo lo posible para evitar los errores o fracasos en la vida para que no tengan que sentir emociones dolorosas.

Saber cómo lidiar con el fracaso de una manera saludable elimina parte del miedo al fracaso, y puede reducir el dolor para que puedas recuperarte antes. Si no sabes cómo conseguirlo, no te pierdas los siguientes consejos.

Acepta tus emociones

El fracaso va acompañado de una variedad de emociones que puedes sentir como negativas: vergüenza, tristeza, ansiedad, enfado, rabia, etc. Al ser sentimientos incómodos muchas personas intentarán hacer lo imposible para no sentirlos. Es necesario que aceptes tus emociones y no intentes evadirlas ni evitarlas. Es mejor que sientas la emoción, que la identifiques y que pienses qué puedes hacer para evitar sentirte así en el futuro. Esto te ayudará a encontrar soluciones para mejorar la próxima vez.

El fracaso va acompañado de una variedad de emociones que puedes sentir como negativasEl fracaso va acompañado de una variedad de emociones que puedes sentir como negativas

Reconoce las formas no saludable de enmascarar el dolor emocional

Quizá cuando te despiden de un trabajo piensas cosas como: "de todos modos, no quería ese trabajo", en un intento de minimizar el dolor. Quizá llenes ese dolor con comida, alcohol o cigarrillos, pero eso no curará tu dolor emocional. Esto solo te proporcionará alivio temporal pero después, volverás al punto de partida en tu malestar.

Es importante que reconozcas las formas poco saludables que utilizas para enmascarar el dolor emocional. Pasar a las habilidades de afrontamiento que hacen más daño que bien solo empeorará la situación.

Practicar habilidades de afrontamiento saludables

Llamar a un amigo, practicar la respiración profunda, tomar un baño de burbujas, salir a caminar o jugar con tu mascota son solo algunos ejemplos de habilidades de afrontamiento saludables. Sin embargo, no todas las habilidades de afrontamiento funcionan para todos, por lo que es importante encontrar habilidades de afrontamiento que funcionen para ti.

Es importante que reconozcas las formas poco saludables que utilizas para enmascarar el dolor emocionalEs importante que reconozcas las formas poco saludables que utilizas para enmascarar el dolor emocional

Si luchas con los malos hábitos cuando estás estresado, como fumar o comer comida basura, crea una lista de habilidades de afrontamiento saludables y colócala en un lugar donde lo puedas ver seguro. Luego, usa esta lista para recordarte las estrategias más saludables a las que puedes recurrir cuando te sientas mal.

Reconocer las creencias irracionales sobre el fracaso

Es posible que hayas desarrollado algunas creencias irracionales sobre el fracaso en algún momento de tu vida. Quizás pienses que el fracaso significa que eres malo o que nunca tendrás éxito. O tal vez piensas que a nadie le gustarás si fallas. Esto tipos de creencias son inexactos y pueden impedirte hacer cosas en las que podrías fallar. Identifica este tipo de creencias que solo intoxican tu mente y deshazte de ellos. Piensa cosas d forma más racional para darte cuenta de qué puede ser real y qué no lo es.

Desarrollar pensamientos realistas sobre el fracaso

Las personas están acostumbradas a sabotear sus pensamientos positivos y los convierte en negativos. Hay quienes piensan que un simple error es un fracaso total, cuando en realidad puede ser una oportunidad de aprendizaje. Cuando te encuentres pensando que eres una causa desesperada o que no tiene sentido intentarlo de nuevo, replantea tus pensamientos. Recuerda pensamientos más realistas sobre el fracaso, tales como:

  • Puedo manejar el fracaso.
  • Puedo aprender de mis fracasos.
  • El fracaso es una señal de que me estoy desafiando a hacer algo difícil y crecer internamente.

Es importante aceptar un nivel preciso de responsabilidad por tu fracasoEs importante aceptar un nivel preciso de responsabilidad por tu fracaso

Puedes repetir una frase o mantra de afirmación para protegerte de los pensamientos negativos y reafirmar que puedes recuperarte.

Aceptar un nivel apropiado de responsabilidad

Es importante aceptar un nivel preciso de responsabilidad por tu fracaso. Asumir demasiada responsabilidad puede hacer que te culpes innecesariamente. Por otro lado, culpar a otras personas o circunstancias desafortunadas de tu fracaso te impedirá aprender de ello. Cuando pienses en tu fracaso, busca explicaciones, no excusas. Identifica las razones por las que fallaste y reconoce qué puede hacer de manera diferente la próxima vez.

Enfréntate a tus miedos, ¡y aprende de lo que te ocurre!

Artículos recomendados