Menú
El coste psicológico de preparar oposiciones
El coste psicológico de preparar oposiciones
EXAMEN

El coste psicológico de preparar oposiciones

El estrés, presión y altibajos emocionales que supone la preparación de unas oposiciones es importante, y no siempre nos damos cuenta de ello.

María Isabel Baena González

Cualquiera que haya preparado oposiciones, sabe que el proceso en sí mismo implica mucho más que estudiar para un examen. Porque aprobar unas oposiciones implica, por regla general, un futuro laboral estable que el individuo desea con mucha fuerza, así como la posibilidad de dedicarse a una profesión que se suele haber elegido de forma vocacional; son muy pocos aquellos que optan por prepararon un examen para las oposiciones sin tener interés en el trabajo que este oferta.

Unas oposiciones tienen un coste económico y, sobre todo, personal. Centrarse durante tanto tiempo en un examen concreto, con la cantidad de temario que unas oposiciones suelen conllevar, tiene unas consecuencias psicológicas muy importantes en los seres humanos. No solo hablamos de la cantidad de horas que hay que dedicar a estudiar, que también, sino del estrés a nivel mental que supone saber que todo depende de una sola prueba; que el resultado de años estudiando se verá reflejado en un examen, y que de eso dependerá el resto de tu futuro. Los estudiantes que se dedican a las oposiciones suelen generar incluso trastornos de ansiedad generalizada debido a este inmenso sacrificio que unas oposiciones pueden llegar a suponer.

Las oposiciones pueden generar que desarrollemos trastornos de ansiedadLas oposiciones pueden generar que desarrollemos trastornos de ansiedad

Hay estudiantes que se lo toman de otra forma, y que deciden que las consecuencias de aprobar no son para tanto, no se esfuerzan tanto en estudiar, y acaban suspendiendo convocatoria tras convocatoria. No son estos de los que estamos hablando en esta ocasión, sino de aquellos que se están preparando para la profesión que de verdad quieren ejercer en un futuro. ¿Sabéis las consecuencias psicológicas que una oposición puede acabar teniendo?

Un proceso largo y muy cansado

Cuando una persona se decide a presentarse a unas oposiciones, sabe de sobra que deberá pasar horas y horas estudiando. Como media, en torno a las seis u ocho horas diarias, si quiere encontrarse plenamente preparado; estudiar tanto tiene consecuencias que se notarán rápidamente, tanto a nivel físico como mental, porque el cansancio será generalizado. A esto hay que sumarle que el estudio no será, ni mucho menos, relajado. El opositor o la opositora sentirá que de cada tema depende e alcanzar una meta, que es aprobar un examen, y esto es una inmensa presión sobre sus hombros. Tanto es así que, en ocasiones, es esta presión la que hace que fracasen, y no la falta de estudio.

Estudiar es algo solitario, muy solitario. Aunque se haga en una biblioteca, o acompañado de amigos que estén haciendo lo mismo, el proceso de estudiar se realiza solo, y esto hace que la persona se sienta ligeramente aislada del resto. Es por eso que se recomienda que se hagan descansos, que se continúe tratando con amigos, que se tenga tiempo libre; pero, en ocasiones, el perfeccionismo hace su aparición y provoca que la persona sienta que todo el tiempo que no está estudiando está desperdiciando oportunidades, y que habrá consecuencias.

Busca ayuda psicológica si crees que las oposiciones te están superando física y mentalmenteBusca ayuda psicológica si crees que las oposiciones te están superando física y mentalmente

Los opositores comenzarán a obsesionarse. Y si bien esto puede hacer que acaben aprobando el examen, ¡también está afectando negativamente a su salud mental! El coste de las oposiciones puede ser un agotamiento tan grande que el día del examen, el opositor o la opositora podría acabar derrumbándose. Es por eso que es importante tomarse las oposiciones como una carrera de fondo, y no como un sprint.

La soledad del opositor, y la necesidad de competir

A todo lo anterior hay que sumar que las oposiciones son un proceso muy competitivo; los opositores dudarán entre apoyarse en otros opositores, o tratar de esconder sus conocimientos y sus armas lo máximo posible. La soledad de la persona que oposita no hará más que aumentar en este aspecto, porque sentirá que ni siquiera puede apoyarse en aquellos que están pasando por lo mismo que él.

Si te encuentras actualmente opositando, y tienes la sensación de que no vas a ser capaz de sobrellevarlo a nivel psicológico porque te puede el estrés, o porque comienzas a tener ansiedad, lo mejor que puedas hacer es acudir a un psicólogo para que te ayude de la mejor forma posible. No siempre será fácil, por supuesto, pero un especialista podría hacerte el camino mucho más llano, enseñándote técnicas para que relativices un poco la importancia real de esas oposiciones.

Artículos recomendados