Menú
Cómo construir tu tenacidad mental
Cómo construir tu tenacidad mental
PERSEVERANCIA

Cómo construir tu tenacidad mental

La tenacidad mental te ayuda a seguir adelante para conseguir tus metas, pese a los obstáculos y el agotamiento que suponga.

Mª José Roldán Prieto

¿Crees que tienes lo necesario para persistir frente a los desafíos? ¿Eres capaz de levantarte después de una caída y seguir hacia adelante? La fortaleza mental se usa para referirse a la resistencia y fortaleza que las personas poseen para ser guerreros a través de sus propias luchas y así, tener éxito ante la vida.

Esta tenacidad es la que hace que las personas superen el agotamiento para superar sus propias meta. ¿Qué puedes hacer la cultivar esta actitud mentalmente que sirve para todos los aspectos de tu vida?

Componentes de la tenacidad mental

La dureza o tenacidad mental es lo que ayuda a diferenciar a los grandes atletas de la competencia. Para cultivar estas cualidades, es esencial primero comprender qué es exactamente lo que hace que estos competidores mentalmente fuertes sean diferentes del resto. Aunque este término se usaba en el ámbito del deporte para referirse a la capacidad de los atletas para mantenerse fuertes, seguros y competitivos, el concepto ahora se usa ampliamente para referirse a la gran cantidad de atributos mentales que permiten a las personas manejar las dificultades de la vida.

La tenacidad mental se puede aprender así que tú también puedes tenerlaLa tenacidad mental se puede aprender así que tú también puedes tenerla

¿Cómo definen los psicólogos la resistencia mental? Existe un debate entre los investigadores sobre cómo definirlo exactamente, incluyendo lo que implica y las áreas de la vida a las que se aplica. Algunos expertos, por ejemplo, sugieren que la resistencia mental debe restringirse en gran medida al campo de los deportes, mientras que otros creen que es una calidad más general que afecta a muchas otras áreas de la vida.

En su libro, Developing Mental Toughness , los investigadores Peter Clough y Doug Strycharczyk definen la resistencia mental como: "La calidad que determina en gran parte la forma en que las personas manejan los desafíos, los factores estresantes y la presión de manera efectiva, independientemente de las circunstancias prevalecientes".

La tenacidad mental es un rasgo de personalidad que consta de cuatro componentes críticos:

  • Desafío: ver los desafíos como oportunidades en lugar de obstáculos.
  • Control: Creer que tienes el control de tu vida y tu destino.
  • Compromiso: tener la capacidad de cumplir con las tareas y completarlas.
  • Confianza: Poseer una fuerte creencia en sí mismo en su capacidad para tener éxito.

Aunque la tenacidad mental puede tener un componente genético también se puede aprender. Si bien algunas personas parecen tener dureza mental de manera bastante natural, los investigadores sugieren que también es una habilidad que se puede aprender y fortalecer.

Cree en ti y alcanzarás tus metas

En un estudio realizado en 2002 sobre diez de los atletas más elitistas del mundo, uno de los factores que estos destacados actores nombraron como un importante contribuyente a su éxito fue una inquebrantable creencia en sí mismos.

La tenacidad nos ayuda a seguir adelante para alcanzar nuestras metasLa tenacidad nos ayuda a seguir adelante para alcanzar nuestras metas

Las personas mentalmente duras no solo piensan que podrían tener éxito, sino que saben que sí pueden. Si bien gran parte de la investigación sobre la resistencia mental se relaciona directamente con el mundo del deporte, se puede aplicar algunos de estos principios a otras áreas de la vida.

Ya sea que intentes perder peso, dejar un mal hábito, correr un maratón o sobresalir en tu profesión, creer en uno mismo es esencial. Evita el diálogo interno negativo y, en cambio, concentra tu energía en mantenerte positivo y con motivación... Los resultados hablarán por sí solos.

Motivaciones intrínsecas en lugar de recompensas externas

Los mejores atletas del mundo no encuentran la voluntad de perseverar y ganar porque están buscando elogios, dinero u otras recompensas (aunque esas cosas son indudablemente buenas). En cambio, están motivados intrínsecamente por fuerzas internas.

Las motivaciones intrínsecas son aquellas que provienen de un individuo e implican hacer cosas por su propio bien. Estas motivaciones internas llevan a las personas a mejorar, a presionar más, a ser más fuertes ya ver hasta dónde pueden llegar.

Las personas mentalmente difíciles no se enfocan en las posibles recompensas que pueden esperarles al final de un desafío. En cambio, consideran que participar y superar los desafíos son gratificantes en sí mismos.

Artículos recomendados