Menú
Cómo perdonarte a ti mismo
Cómo perdonarte a ti mismo
BIENESTAR EMOCIONAL

Cómo perdonarte a ti mismo

El perdón a uno mismo es igual de importante que saber perdonar a los demás, estas son las claves para conseguirlo.

Mª José Roldán Prieto

Hay personas que son más indulgentes que otras, tanto con uno mismo como con los demás. Si tienes una baja autoestima tendrás mayor tendencia a culparte cuando las cosas van mal y será mucho más complicado aprender a perdonarte, pero, ¡no es imposible! A partir de hoy te darás cuenta de que ese perdón es necesario no solo para tu autoestima, sino también para que puedas avanzar en tu vida.

Para poder aprender a perdonarte a ti mismo, primero deberás tener cuatro acciones clave que llevar a cabo, son útiles si las sigues. Las llamaremos las "4 R".

Las "4 R" del perdón a uno mismo

Responsabilidad

Debes aceptar la responsabilidad de tus acciones, porque es el primer paso para perdonarte a ti mismo. Asumir la responsabilidad y aceptar que has participado en acciones que han lastimado a otros, te hará evitar emociones negativas como el arrepentimiento o la culpa en exceso.

Debes aceptar la responsabilidad de tus accionesDebes aceptar la responsabilidad de tus acciones

Remordimiento

Permítete sentir remordimiento. La culpa no siempre es algo malo. Te permite pensar en las consecuencias, sentir empatía por los demás y buscar formas de superarte. La clave es permitirse experimentar el remordimiento sin detenerse en la culpa poco saludable.

Remienda tus errores

Hacer las paces por sus acciones. Una forma de superar su culpa es tomar medidas para rectificar tus errores. Pide disculpas si es necesario y busca formas de compensar a quien hayas lastimado.

Renovación

Encuentra acciones positivas que te ayuden a avanzar. ¿Cómo puedes salir de esta experiencia una mejor persona? ¿Qué pasos puedes tomar para prevenir los mismos comportamientos nuevamente en el futuro? Perdonarse a menudo requiere encontrar una manera de aprender de la experiencia y crecer como persona.

Encuentra acciones positivas que te ayuden a avanzarEncuentra acciones positivas que te ayuden a avanzar

Limitaciones a tener en cuenta

Sin embargo, es importante reconocer que las personas a menudo experimentan culpa, remordimiento y auto-recriminación en ausencia de cualquier ofensa verdadera. Las personas que han sufrido abusos, traumas o pérdidas pueden sentir vergüenza y culpa por las circunstancias sobre los que no tenían control.

El perdón no se puede aplicar a cada persona puesto que cada uno tiene su propia idiosincrasia y su propia forma de sentir. Esto puede ser particularmente cierto cuando las personas sienten que deberían haber podido predecir un resultado negativo y, por lo tanto, experimentar culpa por no alterar sus acciones. Las víctimas de delitos o traumas, por ejemplo, pueden sentir que deberían haber podido predecir lo que sucedió, aunque la verdad es que no tenían forma de saber qué ocurriría.

Fomentar el auto perdón

Entonces, ¿qué más pueden hacer las personas para fomentar el auto-perdón? No te pierdas estos consejos.

Enfrentar lo que has hecho o lo que ha sucedido es el primer paso hacia el perdón a ti mismoEnfrentar lo que has hecho o lo que ha sucedido es el primer paso hacia el perdón a ti mismo

Dejar de racionalizar o justificar lo sucedido

Enfrentar lo que has hecho o lo que ha sucedido es el primer paso hacia el perdón a ti mismo. Si has estado poniendo excusas para hacer que tus comportamientos parezcan aceptables, es hora de enfrentar y aceptar lo que has hecho. Este paso te permite asumir la responsabilidad y admitir que lo que has hecho es incorrecto, inaceptable o perjudicial.

Intenta entender tus motivaciones

Antes de que pueda perdonarte, debes comprender por qué te has comportado como lo has hecho y por qué te sientes culpable por estas acciones. Por ejemplo, tal vez hiciste algo que violaba tus convicciones morales. Comprender por qué lo hiciste puede ayudarte a decidir por qué perdonarte a ti mismo es tan importante. Este paso también puede ayudarte a aprender cómo evitar tales comportamientos en el futuro.

Reconocer la diferencia entre culpa y vergüenza

Sentirte mal cuando haces algo que no es correcto es muy natural y esto puede ayudarte para que cambies realmente. La vergüenza, por otro lado, a menudo implica sentimientos de inutilidad. Comprende que cometer errores de los que te sientes culpable no te convierte en una mala persona ni socava tu valor intrínseco. Experimentar el remordimiento es natural y te permite aceptar la responsabilidad y avanzar. La vergüenza y la auto-condena, por otro lado, te mantendrán atrapado en el pasado.

Hacer las paces es una parte importante del perdónHacer las paces es una parte importante del perdón

Crea empatía por aquellos a los que has podido hacer daño

Una de las trampas potenciales del perdón a uno mismo es que a veces disminuye la empatía por aquellos que han sido lastimados por sus acciones. A menudo, el perdón a uno mismo puede llevar a una mayor compasión por los demás. Sin embargo, a veces, este enfoque interno puede dificultar la identificación con los demás. Puedes evitar esto empatizando conscientemente con aquellos que han sido afectados por tus acciones.

Considera cómo te ayudará perdonarte a ti mismo

¿Qué ganarás perdonándote a ti mismo? Del mismo modo que perdonar a otros puede transmitir una serie de beneficios, ofrecerte este mismo perdón puede mejorar tu salud y bienestar. Dejar ir y ofrecer perdón puede ayudar a aumentar tus sentimientos de bienestar y mejorar la imagen de ti mismo.

Acepta tus acciones reparadoras

Hacer las paces es una parte importante del perdón, incluso cuando la persona a quien le perdonas es a ti mismo. ¿Qué puedes hacer para sentir que te has ganado tu propio perdón? Las acciones reparadoras a menudo implican hacer algo por alguien a quien has ofendido, o hacer algo por ti mismo.

Cada persona comete errores y tiene cosas por las que se siente arrepentidoCada persona comete errores y tiene cosas por las que se siente arrepentido

Aprende de lo que ha pasado

Cada persona comete errores y tiene cosas por las que se siente arrepentido. Caer en la trampa de la rumia, el odio a ti mismo o incluso la compasión puede ser perjudicial y dificultar el mantenimiento de tu autoestima y motivación. Cuando enfrentes un problema con tus propias acciones o sentimientos, concéntrate en encontrar algo positivo en la situación. Sí, es posible que hayas cometido un error, pero fue una experiencia de aprendizaje que puede ayudarte a tomar mejores decisiones en el futuro.

Perdonar a las personas que te han lastimado puede ser desafiante, pero perdonarte a ti mismo puede ser igual de difícil. Es importante recordar que aprender a perdonarse a sí mismo no es un proceso único para todos. Nunca es simple o fácil, pero trabajar en esta forma de autocompasión puede transmitir una serie de posibles beneficios para la salud. Además de reducir el estrés, la depresión y la ansiedad, el perdón a uno mismo también puede tener efectos positivos en tu salud física, mental y en tus relaciones. Recuerda que el perdón no es un acto de compasión solo con los demás, es un acto de compasión contigo mismo. Al perdonarte a ti o a los demás, te liberas de sufrimiento y estrés emocional innecesario.

Artículos recomendados