Menú
Deja de presionarte demasiado
Deja de presionarte demasiado
LÍMITES

Deja de presionarte demasiado

Ser disciplinados y esforzarnos al máximo no está mal, pero presionarnos más allá de nuestras capacidades nos pasa factura.

Mª José Roldán Prieto

Presionarte un poco o añadir un poco de estrés en tu vida no tiene por qué ser malo, incluso puede ser beneficioso si implica que gracias a eso puedes obtener mejores resultados en las diferentes áreas de tu vida. Normalmente las personas ya enfrentan estrés suficiente en sus vidas sin que ellos tengan que añadirse más, pero en ocasiones, las personas se añaden más estrés sin darse cuenta.

El primer paso para aliviarte de ti mismo es darte cuenta de cuándo podrías estar haciendo las cosas más difíciles innecesariamente. Sin culparte por esta práctica común, ¿por qué no aprender lo que puedes hacer para detener el auto-sabotaje y ser tu mejor aliado para aliviar el estrés? Estas son algunas de las mejores maneras de aprovechar al máximo su vida y reducir el estrés autoimpuesto.

Aprende a aceptar tus limitaciones y disfruta más de la vida, no todo ha de ser perfectoAprende a aceptar tus limitaciones y disfruta más de la vida, no todo ha de ser perfecto

Diferencia entre alto rendimiento y perfeccionismo

Muchas personas adquieren hábitos perfeccionistas, sin darse cuenta de que hay una mejor manera de hacer todo lo posible sin superarse en el camino. Muchos perfeccionistas, en algún nivel, creen que necesitan alcanzar la perfección porque si no lo hacen sienten que han fracasado.

Esta creencia no solo puede conducir al estrés, sino que también puede llevar a tener menos éxito. Un primer paso importante es reconocer la diferencia entre perfeccionismo y alto rendimiento y comprender realmente por qué el perfeccionismo es más una forma de auto-sabotaje que un activo. Cuando se trata de estrés, "haz tu mejor esfuerzo" es mejor que "ser perfecto" y, a la larga, también es más saludable. 

Lleva una vida plena

Llevar una vida plena es el sueño de cualquiera, pero si no tienes una vida equilibrada puede que te sientas demasiado estresado... demasiado tiempo. Para dejar de vivir en el estrés para tener una vida plena, deberás empezar a prestar atención a cómo te sientes al finalizar el día o al finalizar un fin de semana (cuando estás a punto de comenzar nuevos desafíos).

Observa cuidadosamente tu vida para ver si tienes tiempo suficiente para fomentar tus relaciones, hacer ejercicio, dormir bien y mantener actividades de cuidado personal de forma regular. Cuidarte a ti mismo es esencial para que puedas controlar los niveles de estrés.

Piensa como un optimista realista

Es mejor ser un optimista realista que un pesimista. Muchas personas temen el pensamiento positivo, lo comparan con un truco mental en el que ignora problemas importantes o señales valiosas en la vida, y eventualmente comete errores que provocan aún más estrés. 

Las personas demasiado perfeccionistas se llevan a sí mismas al límiteLas personas demasiado perfeccionistas se llevan a sí mismas al límite

En realidad, el pensamiento positivo realista (centrándose en lo positivo sin ignorar por completo y no abordar los problemas que requieren una respuesta) puede ayudarte a ser más efectivo en tu vida y sentir menos estrés. Una de las mejores estrategias de pensamiento positivo que puedes adoptar es el pensamiento optimista, que es un patrón específico de pensamiento que te permite centrar tu atención en los logros que maximizan tu confianza y te permiten hacer tu mejor esfuerzo en el futuro.

Debes permitirte sentirte mejor

No es saludable negarte a sentir lo que sientes. Es importante encontrar el equilibrio entre reconocer tus emociones y pensar las cosas que te preocupan. Tendrás que ser consciente de cómo te sientes. Una forma de hacerlo es escribiendo un diario, hablando con un amigo de confianza o con un terapeuta si es necesario. Después tendrás que realizar actividades que te ayuden a encontrar un equilibrio emocional que te permitan seguir hacia adelante y conseguir tus metas.

Acepta tus debilidades

Es necesario que te des un respiro y no te tomes las cosas como algo personal. No guardes rencor e intenta ver lo mejor de las personas poniéndote en otras perspectivas. La meditación te puede adiar a controlar este aspecto en tu mente y a menaje el estrés de forma saludable. Podrás relajarte y mejorar tu estado de ánimo.

Artículos recomendados