Menú
La vie en rose: ¿Por qué enamorarnos nos pone de buen humor?
La vie en rose: ¿Por qué enamorarnos nos pone de buen humor?
AMOR

La vie en rose: ¿Por qué enamorarnos nos pone de buen humor?

¿Por qué las primeras fases de enamoramientos nos hacen sentirnos tan bien y percibimos todo de manera mucho más positiva?

María Isabel Baena González

Las primeras fases del amor son, sin lugar a dudas, las más dulces (que no las mejores). Todo es de color de rosa, nos sentimos felices por cualquier tontería, hasta los detalles más pequeños nos hacen sentir en una nube, y estamos constantemente de buen humor. ¡Eso es el enamoramiento! O, al menos, lo que debería ser, puesto que es la reacción química que nuestro cerebro nos transmite en ese momento. Porque sí, el amor y el enamoramiento también tienen una explicación científica, sin que esto lo haga menos "romántico", ni mucho menos. Sigue siendo romántico pero, además, tiene una base fundamentada para explicar de dónde proviene nuestro buen humor.

Cuando nos enamoramos hacemos que nuestro cerebro decrete ciertos nurotransmisoresCuando nos enamoramos hacemos que nuestro cerebro decrete ciertos nurotransmisores

Todos hemos vivido alguno de esos amores, sobre todo siendo más jóvenes, que duraban apenas unos meses pero que, al principio, nos hacían sentir como si todo fuera eterno; como si nosotros pudiéramos llegar a ser eternos, y esas mariposas en el estómago no nos fueran a abandonar nunca. Claro que luego las mariposas desaparecen, comenzamos a conocer a fondo a la otra persona, y descubrimos si realmente era para tanto, si estábamos enamorados, o si solo había sido un enganche momentáneo. Eso no lo hace menos real: hay amores que están hechos para durar toda la vida, y amores que tienen fecha de caducidad, ¡y ambos son un enamoramiento en la misma medida!

Pero, ¿qué es lo que nos hace volvernos tan locos? ¿Qué es lo que nos hace sentirnos de buen humor las veinticuatro horas del día cuando comenzamos a conocer a alguien? Cuatros sustancias químicas: la dopamina, la norepinefrina, la oxitocina y la serotonina.

Todo esta en el cerebro

El amor provoca en el cerebro una especie de reacción química que, según se ha demostrado, son parecidas a las de una persona que padezca un trastorno obsesivo compulsivo. Durante las primeras fases del enamoramiento, el cerebro comienza a liberar distintas sustancias que hacen que nos sintamos de una manera determinada; la primera es la dopamina, cuyo efecto es similar al de tomar una droga. Nos sentimos de buen humor, felices, casi eufóricos, y nuestro deseo sexual aumenta considerablemente. Tras esta llegan otras tres sustancias: la norepinefrina, que hace que no tengamos hambre; la oxitocina, que nos empuja a ser más cariñosos; y, por último, la serotonina, que disminuye y provoca que estemos constantemente pensando en la persona en cuestión.

Es común que durante el enamoramiento idealicemos a la otra personaEs común que durante el enamoramiento idealicemos a la otra persona

La mezcla de todas estas sustancias provoca que, cuando estamos con la persona, nos sintamos como si todo fuera de color de rosa, como si nada pudiera apagar nuestro ánimo en ese momento. Este es el amor que se siente al principio, que quizás no es el más apropiado a la hora de mantener una relación a largo plazo, pero es un comienzo.

Aunque además de haber cambios químicos, hay cambios en nuestro comportamiento. El más notable de ellos es también el mayor error que podemos cometer: idealizamos a la otra persona. Creemos que todo lo que hace o dice está bien, que él o ella es perfecto o perfecta, y que nunca jamás nos haría daño. Esta es la causa de que muchas parejas acaben rompiendo tras comenzar a conocerse, y es que se ven a sí mismos desprovistos de este velo de perfección. Las personas son, al fin y al cabo, humanos, con todo lo que ello implica; tu pareja también va al baño, también tiene días en los que se soporta ni a sí misma, y también llora si se hace mucho daño. ¡Y no pasa nada!

El enamoramiento es una etapa preciosa, pero acaba. ¡Aunque eso no significa que tenga que acabarse la vida de color de rosa! Las parejas pueden ser muy positivas si se cuidan, se trabajan y se respetan.

Artículos recomendados