Menú
La teoría del Yin Yang no tiene nada que ver con tu personalidad
La teoría del Yin Yang no tiene nada que ver con tu personalidad
TERAPIAS ALTERNATIVAS

La teoría del Yin Yang no tiene nada que ver con tu personalidad

La teoría del Yin y el Yang se ha utilizado dentro de las terapias alternativas en muchas disciplinas, e incluso se creía que marcaba nuestra personalidad, pero en realidad no es así.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

El Yin y el Yang, el blanco y el negro, el bien y el mal... seguro que todos hemos escuchado hablar de esta teoría, pero ¿por qué se asocia con la personalidad de las personas? ¿tiene base científica? Vamos a conocer su significado e historia en profundidad.

La teoría del Yin Yang

La teoría del Yin Yang tiene su origen en la cultura milenaria china, representa la creencia de que todo el universo está formado por dos fuerzas que son opuestas pero a la vez se complementan. Es un símbolo que representa la armonía fruto del equilibrio que produce la interacción de las dos energías.

Este elemento forma parte de la corriente filosófica del taoísmo, religión y sistema de pensamiento originario de China que se basa en las ideas del filósofo Laozi; se caracteriza por creer que existe una solidaridad y equilibrio entre el hombre y la naturaleza, puesto que ambos concuerdan y se complementan perfectamente.

Es muy importante señalar que no es una teoría científica, sino un marco de pensamiento. Aunque este marco de pensamiento tiene más de 5.000 años, el Yin Yang se ha incorporado en las últimas décadas a la cultura occidental y a las creencias del New Age.

La teoría del Yin Yang es muy conocida y proviene de la cultura orientalLa teoría del Yin Yang es muy conocida y proviene de la cultura oriental

De acuerdo con la teoría del Yin Yang todo lo que existe es constante y a la vez cíclico. Es decir, cuando una fuerza domina luego se sustituye por la opuesta. Esta actividad continúa y se repite con el tiempo. Según esta corriente, esta es la manera de que podamos comprender el universo y la psicología universal de los humanos.

Como sabemos el símbolo del Yin Yang, también conocido como símbolo Taiqi o Chi Tai, consiste en un círculo igualmente dividido en dos secciones, una blanca y otra negra, por una S a la inversa. Dentro de cada sección encontramos un círculo del color opuesto. Cada uno de los aspectos del Yin Yang tiene un significado concreto. El Yang es asociado con la luz y el sol; es el área blanca, a su vez representa la masculinidad, el dominio, lo difícil, lo fuerte, lo caliente, lo ligero, el movimiento, la lógica, lo activo. El Yin sería asociado a la parte oscura, el área negra, la luna y la oscuridad, es asociado con la parte femenina, lo pasivo, la intuición, el frío, la quietud, el movimiento descendente, la noche. Estas características irían asociadas a la psicología interna de las personas, pero no se puede asociar la personalidad de un individuo a un símbolo.

Las áreas blanca y negra juntas, como hemos dicho representa la interacción de las energías que se encuentran en todos los elementos del universo.

Los círculos pequeños que encontramos en ambas secciones, muestran que nada es absoluto. Es decir en cada una de las fuerza opuestas existe un poco de la otra. En todo Yin hay una parte del Yang y viceversa.

Algunas terapias alternativas, sin base científica suficiente, han utilizado la idea del Yin Yang como base teórica en sus prácticas, para afirmar que son factibles. Es decir como si la filosofía china garantizase la valía de determinadas prácticas terapéuticas. En un intento por asociar esta filosofía a la psicología, se ha usado para intentar descubrir la personalidad y las emociones de las personas, pero la psicología tiene base científica y se apoya en soluciones concretas para problemas específicos.

Según la teoría del Yin Yang, somos de una manera u otra según cuándo naciéramosSegún la teoría del Yin Yang, somos de una manera u otra según cuándo naciéramos

La teoría del Yin Yang en la psicología

Es cierto que la medicina tradicional china utiliza esta teoría para la práctica de ciertas actividades curativas, pero no se ha demostrado que la base teórica sobre la que se asentaban estas ideas estuvieran conectadas con la efectividad del tratamiento.

En China se utiliza el Yin Yang para intentar conocer la personalidad de una persona a través de las emociones que representa que hayas nacido en un año Yin (impar) o Yang (par). De forma que antiguamente se creía que el aspecto Yin Yang regía las cualidades de una persona.

Se pensaba que aquellos nacidos bajo los meses del Yin eran personas más tranquilos, prudentes, calmados y reflexivos, que aquellos nacidos bajo el Yang; dinámicos, aventureros y emprendedores.

Según dicha teoría, las personas tendríamos rasgos de las dos ramas del signo, solo que una se incrementa más que la otra. Antiguamente decían que si la diferencia de estas dos energías era muy grande la persona podría sufrir un desequilibrio y enfermarse física y emocionalmente.

La personalidad y las emociones que fluyen en un individuo no se deben a la casualidad de nacer en un mes u otro. La personalidad es el fruto de muchos factores. Se cree que uno podría ser la información genética adquirida de nuestros padres (biología), aunque es aún una duda en la psicología y no todas las escuelas lo avalan. Por otro lado están las costumbres, cultura y sociedad en la que vivimos (social) y las experiencias que vivamos y experimentemos en nuestra vida. Por tanto aunque sigue existiendo un porcentaje de ciudadanos que creen encontrar las respuestas de sus emociones en las pseudociencias, la comunidad científica no avala estas creencias.

Artículos recomendados