Menú
Por qué sí debes creer en la Psicología y los psicólogos
Por qué sí debes creer en la Psicología y los psicólogos
CIENCIA

Por qué sí debes creer en la Psicología y los psicólogos

La Psicología es una ciencia que estudia el comportamiento humano y los mecanismos que lo modulan, pero ¿por qué hay personas que piensan que es una disciplina falsa?

Sara Menéndez

Muchas veces hemos oído la frase de "yo no creo en la Psicología" o "yo no creo en los psicólogos". Una idea que refleja la falta de confianza que, en ocasiones, se tiene hacia la Psicología, pues en muchas ocasiones la imagen que tenemos de lo que hace un psicólogo o una psicóloga se encuentra un tanto distorsionada. No es cuestión de enfadarse porque haya personas que tengan esa concepción, sino que hay que reflexionar sobre por qué puede ocurrir, y esclarecer por qué la Psicología es una ciencia en la que confiar.

La Psicología es, básicamente, la ciencia que estudia la conducta humana. Clásicamente fue una disciplina asociada a la Filosofía y a la Medicina (Psiquiatría, Neurología, Fisiología...), y hoy en día sigue manteniendo contacto con ellas. Es más, hasta hace unos años, para licenciarse en Psicología en España, había que estudiar unos años previos de la carrera de Filosofía. Hoy en día se relaciona más con la Medicina, y ambas áreas de conocimiento se encuentran agrupadas en el ámbito de las Ciencias de la Salud.

La psicología se ve a veces de manera distorsionada por la televisión y los falsos mitosLa psicología se ve a veces de manera distorsionada por la televisión y los falsos mitos

¿Por qué hay personas que no "creen" en la Psicología?

Cada persona sabrá cuáles son las razones que la han llevado a desconfiar de las acciones y conocimientos que pueden llevar a cabo los psicólogos y psicólogas. Sin embargo, es posible que, en el ideario popular, haya las siguientes creencias que den lugar a creer que la Psicología es una pseudociencia:

- Creer que el psicólogo te "cura" hablando.

- Concebir la terapia psicológica como un entretenimiento para personas con dinero.

- Pensar que la labor de psicólogo o psicóloga la puede realizar cualquier amistad o familiar, o incluso el párroco de tu iglesia.

- Confundir la Psicología con terapias alternativas (reiki, meditación, energías...).

- Creer que un psicólogo o psicóloga pretende descifrar cómo eres por dentro, incluso sólo con mirarte.

- Creer que la terapia psicológica consiste en hablar de la infancia.

- Creer que los trastornos mentales son equiparables al malestar emocional cotidiano.

- Creer que al psicólogo le tienes que contar tus intimidades aunque no quieras.

- Pensar que cada persona sabe lo que tiene que hacer ante un problema.

- Considerar que ir al psicólogo es de personas débiles que no tienen problemas "de verdad".

- Haber acudido a terapia psicológica con un o una terapeuta que, en realidad, no era psicólogo o psiquiatra.

- Creer que el tratamiento de verdad lo hacen los psiquiatras, porque son quienes tratan a las personas con verdaderas "enfermedades".

Seguro que hay muchas afirmaciones o creencias más que pueden asociarse con la falta de confianza en los psicólogos y psicólogas. Pero, en verdad, todas ellas son falsas.

¿Qué hace en realidad un psicólogo?

La Psicología , en la actualidad, se aleja mucho de la idea televisiva que existe de esta profesión: el paciente echado en un diván o sentado en un sofá, contando sus problemas al psicólogo, que le hace preguntas y preguntas, o simplemente espera a que la persona hable y diga todo lo que tenga que decir, sin conducir la conversación.

Por un lado, las personas con titulación universitaria en Psicología (Licenciatura o Grado), pueden trabajar en muchos ámbitos (educativo, empresa, neurociencias, intervención social, etc.), aunque nos centraremos en el trabajo del psicólogo clínico, el clásico que hace terapia psicológica para ayudar a las personas que tienen algún problema de conducta o emocional.

Por otro lado, cualquier tipo de intervención psicológica se realiza en base a la investigación vigente, y según los criterios de los organismos oficiales (la Asociación de Psiquiatría Americana, la Asociación de Psicología Americana, los Colegios Oficiales de Psicólogos, etc.). La persona que realiza este tipo de terapias tiene como respaldo la prueba científica del funcionamiento de las terapias, que generalmente son de tipo cognitivo-conductual. Esto quiere decir que la terapia no consiste en hablar, sino en conocer el problema y actuar para ir cambiando todo aquello que nos está generando malestar

La terapia psicológica está avalada por la investigación científica y numerosos organismos oficialesLa terapia psicológica está avalada por la investigación científica y numerosos organismos oficiales

Para entender de manera un poco general y simplificada en qué consiste la terapia, diremos que el psicólogo, primero, te hará una entrevista para saber qué ocurre, por qué ocurre y de qué manera ocurre (por ejemplo, ataques de ansiedad, un problema de depresión, la incapacidad para comunicarte bien en el entorno laboral, una fobia, etc.). A partir de ahí, y en colaboración con el paciente, irá diseñando el plan de intervención, que se irá llevando a cabo poco a poco, según las necesidades del o la paciente, y haciendo un seguimiento para ir avanzando en la manera más exitosa posible.

Todos los métodos de intervención clínica utilizados por el psicólogo o la psicóloga tienen una larga trayectoria de investigación científica. El psicólogo rechaza todo tipo de intervenciones pseudocientíficas, de base en terapias alternativas de corte místico, que no hacen más que dañar la idea que tiene la gente sobre el comportamiento humano. Por ejemplo, explicamos también en Bekia Psicología cómo teorías místicas como el Yin y el Yang, o incluso el horóscopo, se utilizan para describir la personalidad humana, y son totalmente falsas. La Psicología está totalmente aislada de todo tipo de explicaciones mágicas y ficcionadas del comportamiento humano.

Cómo volver a "creer" en la Psicología

En nuestro día a día, puede que pensemos que la Psicología no tiene nada que ver con nosotros y no necesitemos confiar en ella. Pero la Psicología está, como decíamos, más allá de la consulta clínica, y su aportación resulta útil tanto en el trabajo en las empresas, como en el trabajo con la sociedad en general, así como en el entorno educativo.

También puede ocurrir que en algún momento de tu vida necesites la ayuda de un psicólogo y la rechaces, una actitud que te puede perjudicar mucho. No diremos que todos los psicólogos y psicólogas son excelentes profesionales, e incluso podemos tener una mala experiencia con uno porque no se establece una buena relación entre terapeuta y paciente, pero eso no quiere decir que la ciencia sea falsa.

Piensa, además, que las terapias alternativas, y todas aquellas de dudosa eficacia, se encuentran siempre en constante lucha contra las disciplinas médicas, mientras que la Psicología está totalmente integrada en las universidades, en los títulos oficiales, en los hospitales, grandes empresas, ministerios, etc.

Por último, la mejor forma de conocer qué es la Psicología y por qué es una disciplina científica útil, es leer e informarse sobre ella. Los mejor es usar la vía del Colegio de Psicólogos o mediante libros divulgativos.

Artículos recomendados