Menú
Trastorno de ansiedad generalizada: síntomas y causas
Trastorno de ansiedad generalizada: síntomas y causas
TIENE SOLUCIÓN

Trastorno de ansiedad generalizada: síntomas y causas

La ansiedad acarrea síntomas muy desagradables que pueden hacer que se impida llevar una rutina diaria en los peores casos, no obstante, se puede tratar para reducirla y eliminarla por completo.

Sheila González Oliva

No son pocas las personas que a lo largo de su vida tienen esta enfermedad, y es que el estrés diario, la rutina y los objetivos que no se consiguen en el periodo de tiempo que se estipula, puede general mal estar y una incómoda ansiedad. Cada vez son más las personas jóvenes que padecen este tipo de trastorno. Cuando aparece la ansiedad, nadie es consciente de que la tiene hasta que van apareciendo los primeros síntomas y se dejan de hacer cosas que antes se hacían de manera automática, como puede ser coger el transporte público.

Hay que ser conscientes de cuáles son las causas o los síntomas, pues cuando se tiene ansiedad por primera vez y aparecen las taquicardias, la persona puede pensar que se trata de algo malo del corazón, incluso que le puede estar dando un infarto. En los peores casos, si no se controla la ansiedad también puede desembocar en ataques de pánico. Es por eso que es muy importante acudir al centro de salud para explicar al médico lo que está ocurriendo, para que diagnostique que se trata de ansiedad y no de otra enfermedad.

Hay que tener en cuenta las causas y síntomas de la ansiedad para poder ser diagnosticadoHay que tener en cuenta las causas y síntomas de la ansiedad para poder ser diagnosticado

De esta manera, ante la presencia de síntomas se podrán tomar ciertas medidas o pautas para no perder el control de la realidad. Asimismo, el doctor/a puede derivar a un psicólogo para que ayude en el tratamiento contra la ansiedad. Descubre cuáles son los síntomas y las causas de este trastorno mental.

Causas de la ansiedad

Una vez que se sepa que se padece ansiedad generalizada, hay que buscar el origen, ya que no todas las personas que padecen ansiedad es por el mismo motivo. La ansiedad aparece generalmente por problemas o vivencias personales de manera individual entre una persona y otra. Por otro lado, también, la ansiedad generalizada puede surgir de una interacción compleja de factores biológicos y ambientales. Algunas de las causas pueden ser las siguientes, aunque siempre habría que estudiar cada caso de manera particular:

Hay que entender el origen de esa ansiedad para poder avanzarHay que entender el origen de esa ansiedad para poder avanzar
  • En función de la genética heredada.
  • Diferencias en la química y la función del cerebro.
  • Diferencias en la forma de percibir las amenazas.
  • Desarrollo de la persona y personalidad.
  • Estar expuesto a situaciones de mucho estrés.
  • No saber gestionar los obstáculos y problemas de la rutina diaria.
  • Haber vivido experiencias traumáticas fuertes.
  • La timidez y el temor a la imagen que se proyecta.
  • Preocupación extrema por las situaciones.

Síntomas de la ansiedad

Hay que tener en cuenta, que la ansiedad es el estrés que continua tras haber desaparecido ese factor estresante. Es decir, si hay un factor que es el que provoca mal estar y cierto nerviosismo, se llamará estrés; pero si tras eliminar ese factor se siguen sintiendo los siguientes síntomas, se trata de ansiedad. El trastorno de ansiedad generalizada se desarrolla de manera progresiva y lenta, y suele aparecer en la adolescencia o la adultez temprana. Toma nota de los siguiente síntomas para reconocer la ansiedad en el caso de que aparezca.

Hay múltiples síntomas que pueden indicar que se padece ansiedadHay múltiples síntomas que pueden indicar que se padece ansiedad
  • Nervios constantes.
  • Preocupación excesiva por cosas que antes no se tenía.
  • No saber gestionar los problemas.
  • Sentirse inquieto/a durante todo el día, sobre todo por la noche.
  • Dificultad para desconectar y relajarse.
  • Sorprenderse fácilmente.
  • Problemas de concentración a la hora de estudiar o realizar cualquier tarea.
  • Tener problemas con el sueño o insomnio, lo que provoca que cuando se duerma, no se tenga una buena calidad del descanso.
  • Sequedad en la boca.
  • Vértigos o mareos.
  • Sensación de irrealidad (en los casos más graves).
  • Sentir un cansancio extremo durante todo el día, incluso al levantarse.
  • Dolores de cabeza.
  • Aparición de contracturas en la zona de la espalda.
  • Problemas con el estómago, pérdida de apetito o ansiedad por la comida. En algunos casos, los nervios y la ansiedad pueden provocar gastritis.
  • Dificultad para tragar.
  • Dificultad para la toma de decisiones.
  • Falta de aire.
  • Mala respiración.
  • Necesidad de ir al baño a menudo.
  • Hormigueo por las extremidades del cuerpo como por ejemplo los pies y las manos.

En el caso de los niños y adolescentes, que también están expuestos a padecer este tipo de trastorno, además de los síntomas anteriores destacan estos dos siguientes:

  1. Bajo nivel de rendimiento en el colegio y sus actividades extraescolares.
  2. Preocupación extrema por catástrofes.

En el caso de niños y adolescentes, el bajo rendimiento puede ser un síntomaEn el caso de niños y adolescentes, el bajo rendimiento puede ser un síntoma

No obstante, ante cualquier indicio o síntoma hay que perder el miedo a expresar que no se está atravesando un buen momento porque, en el momento que no se pide ayuda, la ansiedad generará un aumento del mal estar debido a que la persona deberá fingir estar bien cuando no lo está. El solicitar ayuda disminuirá esos síntomas y hará que la ansiedad desaparezca, siempre y cuando se tenga voluntad para ello, ya que hay que mantener siempre la mente positiva.

Del mismo modo, una vez se hace "público" al círculo más cercano, cierta parte de la ansiedad se irá, porque la parte de comprensión y aceptación por personas externas hace que se produzca cierto bienestar, algo que hace que la persona que padezca ansiedad se sienta cómoda y con ganas de vencer sus miedos.

Artículos recomendados