Menú
6 riesgos que dan miedo pero que merecen la pena
6 riesgos que dan miedo pero que merecen la pena
MIEDOS

6 riesgos que dan miedo pero que merecen la pena

Existen algunos riesgos en la vida que pueden darte miedo "a priori", pero que después, merecen la pena...

Mª José Roldán Prieto

Solo tienes una vida para vivir y es demasiado corta como para desperdiciarla. En ocasiones nos encontramos en situaciones o relaciones que parecen difíciles de llevar o que nos hacen sentir incómodos. Los riesgos son inherentemente difíciles de tomar porque te desafían a crecer y cambiar, y eso puede ser aterrador e incierto. 

Pero con el riesgo viene la recompensa... Te abres a nuevas oportunidades y experiencias, aprendes nuevas habilidades o sales con historias épicas. Te vamos a contar algunos riesgos diferentes que valen la pena asumir en tu vida para mejorarte a ti mismo y a los que te rodean... Y siempre, recuerda que lo importante es disfrutar del camino.

Hacer algo que siempre has querido pero que nunca has hecho

¿Alguna vez has tenido un amigo que corrió un maratón, se inscribió para sacarse un nuevo título o se ofreció como voluntario para ir al extranjero y pensó: "Me gustaría poder hacer eso, pero no soy lo suficientemente valiente"?. ¡Pero sí es lo suficientemente valiente! La mayoría de los límites que creemos que existen son autodidactas. Vienen de ideas y pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos y que nosotros, inventamos. 

A nadie le gusta la sensación de ser rechazadoA nadie le gusta la sensación de ser rechazado

Estos pensamientos, denominados "pensamientos disfuncionales" en la terapia cognitivo-conductual, crean barreras a lo que crees que puedes y no puedes hacer. Y a menudo te limitan a cumplir todo lo que puedes lograr. Entonces, ¿qué es lo que alguien más ha hecho o algo que siempre has querido probar pero que creías que no serías capaz? Anótalo en una hoja de papel o en tu diario. Ahora haz que ese sea tu objetivo... Apúntate para una carrera, consigue un título o haz un curso... Piensa en lo que quieres conseguir y comienza a moverte en esa dirección. Recuerda que si siempre haces lo mismo no podrás conseguir cosas diferentes. Puedes hacer cualquier cosa que te propongas; solo tienes que comenzar a cambiar tus pensamientos y el comportamiento irá después.

Acepta el rechazo o la negación

A nadie le gusta la sensación de ser rechazado. A nadie le gusta que otros lo rechacen. Cuando escuchas la palabra "rechazo", ¿te estremeces y piensas en esa vez que dijiste o hiciste algo que te hizo perder una oportunidad o una relación? Todos lidiamos con desafíos y pérdidas que no van de acuerdo con nuestros planes. 

El rechazo de otros, ya sea en el lugar de trabajo o de tu cónyuge, hijo o amigo, realmente puede arrastrarte hacia abajo. Perder un juego, no obtener tu mejor opción para graduarte o perder con otro candidato para un trabajo puede hacer que cuestiones tu valía. Pero detente ahí. El rechazo, la pérdida y la adversidad te moldean en una versión más fuerte de ti mismo. Entonces el rechazo debe pertenecerte una vez que lo aceptas. Deja que te empuje al siguiente nivel de cambio... Y no dejes que te desanime, ¡sacarás lo mejor de ti!

Sé la versión más auténtica de ti

Eres la única y mejor versión de ti. ¿Alguna vez te has parado a pensar en eso? ¿Eres dueño de algo que sea original o único? Eres solo eso, una obra de arte original que cuelga en el Museo de Arte Moderno... Sin embargo, como sociedad, estamos programados para mirar a otros para descubrir qué es tendencia, qué está de moda, qué es genial. 

Los medios están llenos de programas de televisión que te dicen cómo vestirteLos medios están llenos de programas de televisión que te dicen cómo vestirte

Los medios están llenos de programas de televisión que te dicen cómo vestirte. Las redes sociales tienen blogueros y fotógrafos que te bombardean con ideas sobre cómo combinar un atuendo o maquillaje. El mayor riesgo que tomarás en la vida es ser auténticamente tú. Así que trata de vestirte exactamente como quieres, sin pensar en Pinterest o Instagram. Intenta tomar decisiones por ti mismo que no sean lo que hacen todos los que te rodean. Mira lo que eso hace por tu alma y tu autoestima... te sorprenderás.

Apuesta por el cambio

¿Estás en una relación que sabes que no deberías tener? ¿Estás aferrado a un sueño de cambiar de roles en tu trabajo, pero sabes en el fondo que tu jefe nunca te promoverá? ¿Es hora de que te mudes a una nueva ciudad o busques un nuevo trabajo? Tomar decisiones "adultas" que impactan en el resto de tu vida a veces puede ser desalentador. 

El cambio crea caos interpersonal y, a veces, una pequeña cantidad de dolor. Incluso cuando el cambio es para mejor, aún debemos pasar por un proceso de abandono o duelo. Es por eso que puede que te hayas encontrado en una situación que sabes que no es lo mejor para ti, pero aún no la has dejado marchar de tu vida. Suelta esa situación... Sabes lo que es mejor para ti. Da el salto de fe, haz el cambio y comienza a llorar. Serás más fuerte y saludable a largo plazo, y todo mejorará con el tiempo.

Di lo que sientes

Seamos realistas: las relaciones son difíciles. ¿Alguna vez te has encontrado tratando de descubrir cómo se sentiría tu pareja si les dijeras algo? ¿Tienes en tu interior cosas que quieres hablar con un amigo pero que tienes demasiado miedo de enfrentar? ¿Construyes posibles conversaciones en tu cabeza con los miembros de la familia antes de hablar con ellos? 

Estamos condicionados a hacer suposiciones sobre la vida sin siquiera saber la verdadEstamos condicionados a hacer suposiciones sobre la vida sin siquiera saber la verdad

La conexión humana es desafiante porque constantemente planteamos la hipótesis de cómo los demás nos perciben y qué quieren de nosotros. Estamos condicionados a hacer suposiciones sobre la vida sin siquiera saber la verdad. Esto te da miedo de abrir tu corazón y compartir lo que necesitas para salir. 

Piensa en algo que hayas querido decirle a alguien, una oportunidad que has querido aprovechar para conocer a alguien o algo que has querido preguntar. Arriésgate, hazlo. Compartir tus verdaderos sentimientos te permite ser genuino contigo mismo. Si la persona en el extremo receptor no responde de la manera que esperabas, no te preocupes... tienes aproximadamente 7 mil millones de otras personas en el mundo para intentar conectarse contigo.

Haz lo que te da miedo

¿Cuántas veces has decidido que ibas a hacer algo y no lo hiciste? ¿Alguna vez has sentido que merecías un aumento, pero simplemente no pudiste reunir el valor para pedir uno? ¿Has intentado crear una empresa y te quedaste corto porque tenías miedo? ¿Alguna vez pensaste en ir a la universidad o mudarte a un lugar nuevo pero lo viste solo como un sueño lejano? Si te preguntas a la gente más exitosa cuál fue la clave de sus logros, dirán que nunca se dieron por vencidos. 

Un tipo de tratamiento basado en la evidencia, la terapia centrada en la solución, se concentra en las preguntas que hacen a las personas sobre sus vidas en ausencia de los problemas que enfrentan. Por ejemplo, ¿cómo sería tu vida si ya hubieras pedido ese aumento? ¿Qué harías si ya no tuvieras miedo? Tiene las habilidades dentro de ti para mantenerte motivado y orientado a objetivos. El primer y más importante objetivo en la vida es no rendirse nunca...

Artículos recomendados