Menú
Cómo ser tolerante
Cómo ser tolerante
TODO SE APRENDE

Cómo ser tolerante

Cambiar a una actitud más tolerante ante determinadas situaciones es posible y te generará una relación más sana contigo mismo y con los que te rodean.

Irmina Merino Vidal

Gracias a las nuevas tecnologías y a Internet vivimos en un mundo en el que podemos comunicarnos con mucha gente a gran velocidad, a la vez que podemos enterarnos de las últimas noticias al instante. Esto hace que nuestra vida sea más fácil en muchos aspectos, como a la hora de realizar nuestro empleo, pero también implica una mayor cantidad de factores que precisan nuestra atención al instante, creándonos un incremento del nerviosismo y dificultándonos, a veces, poder encontrar la tranquilidad que necesitamos para el bienestar de nuestra mente.

Siendo tolerante se mejora la relación con tu entornoSiendo tolerante se mejora la relación con tu entorno

Por eso, es normal que en ocasiones no sepamos lidiar con situaciones de gran estrés y demos respuestas más negativas o abruptas de lo que nos gustaría. Al estar bajo tanta presión, no podemos pensar bien qué es lo que vamos a decir, de manera que no podamos herir los sentimientos de la otra persona. Así pues, ser sincero no siempre implica tener que hacer daño a los demás, sino que deberemos aprender a decir las cosas de una manera respetuosa, tanto para la otra persona como para nosotros mismos, de manera que podamos sentirnos bien en todo momento, sin herir a terceros.

¿Qué significa ser tolerante?

Seguramente, en muchas ocasiones, hayas tenido que tratar con personas o situaciones con las cuales no terminabas de sentirte del todo a gusto. Quizás fuese por trabajo o por familia, pero debías aguantar en ese momento, sin poder huir de la situación o de la otra persona. Sin embargo, por motivos familiares o laborales es posible que no pudieses abandonar el lugar, por lo que deberías haber puesto tu mejor cara, con tal de no perder el trabajo o al resto de familiares que valoras.

Prácticamente todo el mundo ha adoptado una actitud tolerante en algún momentoPrácticamente todo el mundo ha adoptado una actitud tolerante en algún momento

En ese instante, no solamente estabas lidiando con una situación difícil, sino que seguramente hayas tenido que aguantar algunos comentarios y actitudes que no van acorde con tu personalidad o con tu manera de pensar. Esto significa que has tenido que usar la tolerancia o ser tolerante, es decir, respetar el modo de ser o de opinar de otras personas, sin intentar imponer el tuyo. Debes comprender que todos somos diferentes, por lo que debemos tolerar que los demás piensen y actúen como quieran, siempre y cuando esto no te afecte de manera negativa a ti o a las personas que les rodean.

¿Cómo puedo ser más tolerante o tener mayor tolerancia?

Es posible que, a veces, te parezca imposible el hecho de poder ponerte en el lugar de esta persona o pensar como él o ella piensan. Entonces, te será mucho más complicado poder ser tolerante con ellos, ya que su opinión te será totalmente incomprensible y hará que se os haga muy difícil poder trabajar o vivir juntos. Muchos padres no son lo suficientemente tolerantes con sus hijos y les intentan imponer unos hechos y actitudes que pueden llegar a hacerles mucho daño y que no les permiten ser ellos mismos y crecer con normalidad y felicidad.

Por eso, la empatía es uno de los valores fundamentales a la hora de poder ser más tolerante. El hecho de poderse poner, imaginariamente, en la mente y el lugar de otra persona te permitirá poder ser más tolerante, ya que comprenderás que no todos vemos el mundo ni opinamos de la misma manera y que todas las opiniones deben ser siempre respetadas, siempre y cuando no dañen ni limiten la libertad de los demás. Aunque tú nunca pudieses ver o sentir de este modo, el hecho de comprender que otras personas sí pueden te ayudará a ser más tolerante y a vivir con menos miedo o rencor a lo desconocido o a lo que no terminas de comprender.

Tomar conciencia de las propias opiniones y defectos también puede ayudarnos a ser más tolerantes. Si nos cuestionamos nuestros propios valores podremos darnos cuenta de que quizás no tenemos la verdad absoluta en la mano y que las opiniones pueden ser siempre muy dispares. Por eso, ser más humildes con nuestro propio pensamiento y reconocer nuestros errores nos ayudará a poder comprender mejor a los demás, poder ponernos en su lugar y no juzgarlos antes de poder saber que cada uno de nosotros somos libres de pensar como queramos, porque estamos luchando nuestra propia batalla y no siempre se lo hacemos saber a los demás.

Hay que aceptar y respetar que todos tenemos diferentes opinionesHay que aceptar y respetar que todos tenemos diferentes opiniones

Finalmente, el hecho de haber viajado, convivido con otras culturas, o de haber conocido a mucha gente puede ayudarte a ser más tolerante. Mientras más personas conozcas, mejor comprenderás que hay muchas maneras de pensar, sobre todo si conoces a otros individuos de culturas, religiones o etnias distintas. Será entonces que puedas ser todavía más tolerante y puedas aprender a convivir con gente que piensa de un modo distinto al tuyo, respetando sus ideas, con paz y serenidad como todos merecemos. La tolerancia es clave para el bienestar de un país y de la sociedad, pero solamente se puede conseguir esta tolerancia alejando el odio y el miedo a lo desconocido, fomentando la empatía y el respeto a todas las edades y teniendo una voluntad de respeto por todos los seres humanos, indiferentemente de su procedencia y demás rasgos definitorios de la persona.

Artículos recomendados