Menú
La decisión de tener hijos o no
La decisión de tener hijos o no
FAMILIA

La decisión de tener hijos o no

La decisión de tener hijos no aparece con la misma claridad para todas las personas, ni tampoco en el mismo momento de la vida.

Irmina Merino Vidal

Es normal que, a lo largo de nuestra vida, vivamos diferentes etapas durante las cuales, nuestros gustos y prioridades irán cambiando a medida que vamos avanzando en años. Es posible que, llegados a cierta edad, nuestros amigos y familiares más cercanos comiencen a formalizar sus relaciones de pareja, ya bien sea yéndose a vivir juntos o celebrando una boda o enlace matrimonial.

Indiferentemente de que estén casados o no, puede que estas personas de edades similares a las nuestras comiencen a tener hijos. En ese instante, tanto si tienes pareja estable como si no, puede que comiences a plantearse si observas la posibilidad de tenerlos tú mismo, en el caso de que no lo hayas pensado antes. Hay personas que sueñan con ello a lo largo de toda su vida y otras cuya reflexión sobre este tema se plantea bastante más tarde, siendo esto algo completamente normal.

Cada persona y cada pareja elige qué prioridades tiene en ese momentoCada persona y cada pareja elige qué prioridades tiene en ese momento

Quizás has tenido, durante los años previos a este momento, otras prioridades. Es posible, tanto si eres hombre como mujer, que hayas antepuesto otros intereses a la paternidad o a la maternidad en tu pasado, como por ejemplo: que tus estudios hayan sido algo muy importante en tu vida, tu trabajo o bien tus aficiones. Sea como sea, no tiene nada de malo que no hayas pensado en la paternidad o la maternidad antes, pero ahora que se plantea el instante de esclarecer este asunto, es probable que quieras saber si quieres tener hijos o no algún día.

¿Quiero tener hijos ahora mismo?

Lo primero que debes tener en cuenta es que tener hijos es una gran responsabilidad. Para ello precisarás tener el tiempo necesario para dedicárselo a los más pequeños, no solamente cuando sean bebés, sino también a lo largo de toda su vida. Debes tener presente también que tener hijos es una gran inversión y que para ello necesitarás tener estabilidad emocional, pero además económica.

Por lo tanto, antes de plantearse si quieres tener hijos en este mismo momento deberás darte cuenta de si realmente estás preparado para la paternidad o la maternidad. Aunque tengas cierta edad y tus amigos o familiares hayan comenzado a tener hijos, no tienen por qué estar en el mismo punto de su vida que tú. Quizás a ti aún te queden muchas experiencias por vivir. Recuerda que cada uno tiene su ritmo y que no hay una obligación en tener hijos a cierta edad, tú puedes escoger cuándo crees que es el momento adecuado.

No todo el mundo quiere tener hijos, y es una decisión que nadie nos puede imponerNo todo el mundo quiere tener hijos, y es una decisión que nadie nos puede imponer

Es posible que, con el paso de los años, quizás te empieces a sentir más cómodo o más cómoda con la presencia de los niños a tu alrededor, sobre todo si las personas más cercanas a ti tienen hijos. Puede que en ese momento comiences a saber si realmente quieres tener hijos, pero de nuevo deberás tener presente que son una gran responsabilidad y que solo deberías tenerlos si tienes el tiempo y la estabilidad emocional y económica necesaria para la paternidad o la maternidad, aunque la estabilidad económica sea cad vez más complicada de obtener.

Creo que no quiero tener hijos

También puede darse el caso de que no quieras tener hijos. Tras haberlo reflexionado durante muchos años y haber dudado sobre ello, es probable que no hayas encontrado la estabilidad emocional o económica para tener hijos o bien que prefieras dedicarte más tiempo a ti mismo o a tu pareja. En ese caso, lo mejor será que no tengas hijos, porque nadie te obliga a tenerlos y solamente deberías hacerlo si realmente lo deseas.

Para algunas sociedades esto es algo difícil de comprender, sobre todo en el caso de las mujeres, pero tú eres libre de decidir lo que quieres hacer con tu vida. Por lo tanto, no deberás dar explicaciones a nadie si no quieres tener hijos. Si tienes pareja estable y ambos estáis de acuerdo con esta decisión, solamente vosotros debéis decidir sobre la paternidad y la maternidad, sin que debáis tener en cuenta las opiniones de los demás.

Así pues, es totalmente normal que llegado cierto punto de tu vida te plantees si quieres tener hijos o no. Dependerá de cada momento concreto determinar si estás preparado o preparada para esta gran responsabilidad, de por vida, y si es realmente lo que deseas y no una imposición social. Recuerda que eres libre de escoger y que puede que tus prioridades cambien a medida que vayas creciendo, por lo que quizás no te apetezca tener hijos durante la veintena, pero pasados los treinta y cinco puede que sí te apetezca o puede que no. Esta decisión depende solo de ti y de lo que te haga más feliz.

Artículos recomendados