Menú
Cómo canalizar tu zen interior
Cómo canalizar tu zen interior
TRANQUILIDAD MENTAL

Cómo canalizar tu zen interior

Cuando sientes épocas de estrés, es más importante que nunca aprender a canalizar tu zen interior.

Mª José Roldán Prieto

El estrés puede afectar tu vida de muchas maneras, tanto mental como físicamente. Es por eso que es esencial aprender a lidiar con eso de manera saludable y dejar de lado las cosas que no puedes controlar... tienes que despertar tu lado zen para poder disfrutar más de tu día a día. Pero no te vamos a mentir; la vida puede ser tremendamente difícil.

A veces la vida te puede presentar desafíos, desamor y dolor. Lamentablemente, no hay nada que podamos hacer al respecto. No tenemos control sobre el mundo que nos rodea y los acontecimientos que tienen lugar. Sin embargo, sí tenemos control sobre la forma en que respondemos a estas cosas. Nuestros cuerpos están diseñados para responder al estrés, y hemos evolucionado drásticamente desde nuestros días de cavernícolas, nuestros cerebros todavía están conectados para responder a las amenazas percibidas de cierta manera.

Ahora, el tipo de amenazas que experimentamos en la sociedad moderna son completamente diferente a las que experimentamos como hombres y mujeres de las cavernas. Afortunadamente, los días en que nos encontramos cara a cara con un tigre con dientes de sable han terminado. Es más probable que las amenazas de hoy estén relacionadas con un jefe con mal genio o demasiadas facturas que pagar. En cualquier caso, tu cuerpo aún responde fisiológicamente de la misma manera.

El estrés puede afectar tu vida de muchas manerasEl estrés puede afectar tu vida de muchas maneras

Respuesta fisiológica

Cuando tu cuerpo percibe una amenaza o un ataque, tu inteligencia nativa domina automáticamente y provoca una serie de cambios en tu cuerpo que omiten tu estado mental previamente racional. Esto se conoce como la "respuesta de lucha o huida".

Básicamente, una pequeña región en el cerebro se libera como una oleada de hormonas que incluyen cortisol y adrenalina. El cortisol (también conocido como la hormona del estrés) produce provisionalmente glucosa, que se libera en el torrente sanguíneo para aumentar la energía mientras suprime las funciones corporales que actualmente no necesitas, como el sistema digestivo.

La adrenalina provoca un aumento en la frecuencia cardíaca y, como resultado, tu respiración se acelera para que el oxígeno pase por tu cuerpo más rápido. Tu atención y tus sentidos se vuelven extremadamente agudos, y comienzas a sudar en un intento por regular la temperatura de tu cuerpo. Cuando éramos mujeres de las cavernas, esto era muy ventajoso y salvaba vidas, pero es un poco probable que ocurra en cada reunión o situación social incómoda hoy en día.

El estrés prolongado con frecuencia conduce a problemas psicológicos, como personas que sienten ira, ansiedad y desconfianza innecesarias que pueden conducir consecutivamente a un colapso en las relaciones. Lo más importante, el estrés juega un papel fundamental en el desarrollo de los trastornos de depresión y ansiedad. Aprende. a cómo vencer las desagradables consecuencias del estrés con las siguientes cinco formas simples de aumentar tu zen interior.

El conflicto interpersonal es un hecho de la vidaEl conflicto interpersonal es un hecho de la vida

Resolución de conflictos

El conflicto interpersonal es un hecho de la vida. Es algo que todos enfrentarán en algún momento de la vida y es una fuente principal de estrés. El término "conflicto" describe más que un simple desacuerdo y se refiere a una situación en la que una o más partes perciben una amenaza. La forma en que ves el conflicto juega un papel crucial en la forma en que dejas que te afecte. Por ejemplo, si lo ves como perjudicial, es probable que se convierta en una profecía autocumplida.

El conflicto puede provocar emociones fuertes y, si se trata de manera poco saludable, puede causar grietas irreversibles, amargura, consecuencias y rupturas. Por el contrario, cuando el conflicto se resuelve de manera saludable, aumenta nuestra conciencia mutua, genera confianza y refuerza nuestros lazos de relación.

El primer paso para reducir el estrés es ver el conflicto como un paso necesario y positivo hacia el desarrollo en lugar de una amenaza. Esto lleva al siguiente paso de la conciencia emocional.

Conciencia emocional

La conciencia emocional es imprescindible para comprenderte a ti mismo y a los demás. ¿Cómo se supone que debes resolver el conflicto si no entiendes lo que tú o la otra persona piensan y sienten? Durante un conflicto, asegúrate de escuchar lo que sientes en lugar de decirlo. Esto rectificará cualquier malentendido anterior y evitará más. 

Tienes que asegurarte de reconocer los sentimientos de la segunda parte sobre el asunto en cuestión y comunicar tus propios sentimientos de manera clara y eficiente. Nueve de cada diez veces, si los conflictos se tratan de manera razonable y saludable, se alegrará de que ocurrieran... porque te harán crecer internamente.

El perdón es más fácil decirlo que hacerloEl perdón es más fácil decirlo que hacerlo

Deja marchar el malestar y perdona

¿Recuerdas la respuesta de lucha y huida que hemos hablado al principio del artículo? Bueno, cuando estás inundado de resentimiento o guardando rencor, tu cuerpo está constantemente en ese estado fisiológico. Además de los obvios problemas de salud física, guardar rencor puede causarte más dolor psicológico que el acto inicial que causó el resentimiento.

El perdón es más fácil decirlo que hacerlo y puede ser tremendamente difícil de hacer, especialmente si alguien te ofende o molesta de una manera que desafía tus principios y tu moral. Sin embargo, recuerda que guardar ese rencor no cambiará ni resolverá nada. Perdonar implica dejar de lado cualquier enfado o pensamientos negativos asociados con la persona y liberarse de las cargas mentales asociadas con ella.

Céntrate en ti

La atención plena es un enfoque de cuerpo y mente que ahora muchos usan ampliamente para ayudar a manejar los pensamientos y sentimientos estresantes. La atención plena implica prestar atención al momento presente y tomar conciencia de tus emociones, pensamientos y sensaciones corporales. Cuanto más consciente seas de estos sucesos, más podrás manejarlos y evitar estresarte demasiado.

Cuando te encuentres atrapado con tus preocupaciones, estresado o ansioso, trata de regresar al momento presente usando tres de tus sentidos: tacto, sonido y vista. Reduce conscientemente tu frecuencia respiratoria mientras concentras las cosas que puedes escuchar (un reloj o los pájaros afuera), ver (personas caminando o imágenes en la pared) o tocar (una prenda de vestir o el piso debajo de sus pies). Es un ejercicio simple, pero realmente funciona. Sin embargo, no es viable hacer este ejercicio sin estar presente en el momento.

Ríete

Si todo lo demás falla y te encuentras en una situación estresante, ríete. La risa es realmente la mejor medicina y nada te hace sentir mejor que reírte con tus amigos hasta el punto en que te duele la barriga. Sin embargo, hay un poco de ciencia detrás de romper el estrés con la risa. 

Cuando te ríes, tu cuerpo libera un cóctel de hormonas, incluidas la serotonina (la 'hormona de la felicidad') y las endorfinas (las mismas hormonas liberadas durante el sexo), que a su vez reduce la secreción de cortisol (la "hormona del estrés"). Entonces, la moraleja de la historia es tratar de no tomar la vida demasiado en serio, de todos modos nadie sale vivo de ella...

Artículos recomendados