Menú
¿Por qué hay tanto odio en el fútbol?
¿Por qué hay tanto odio en el fútbol?
HAY QUE FRENARLO

¿Por qué hay tanto odio en el fútbol?

La misantropía, o el odio a todas las personas, puede llegar de muchas formas siendo un arma letal y más en un deporte como lo es el fútbol que mueve masas de personas en todos los lugares del mundo.

Sheila González Oliva

Cuando existen diferentes opiniones, la sociedad en general se siente amenazada, por el mero hecho de que igual están algo frustrados y no saben como expulsar toda esa rabia. El estrés, aunque parezca que en este ámbito no tiene nada que ver, aumenta el odio y esa rabia. En el mundo del deporte, en concreto del fútbol, que mueve mucho dinero, se han generado grandes disputas ideológicas tan solo porque un equipo gane o pierda y no solo en la calle, sino en los platós de televisión.

Aquí, entran en juego también los jugadores de los equipos, pues no solo se enfrentan los seguidores de distintos equipos, sino que también existe odio hacia los jugadores cuando por ejemplo, no marcan gol o incluso hacia los árbitros por señalizar mal una falta. Son constantes las muestras de odio y los insultos en un partido de fútbol, y lo peor de todo no es eso, sino que incluso en partidos de fútbol infantiles o juveniles también se han llegado a ver muestras de este tipo de agresividad y violencia.

En general, en todo el ámbito del fútbol se genera un odio extremo, tanto que en muchos países, los seguidores de algunos equipos han hecho quedadas tan solo para pegarse antes de los partidos, pero ¿qué sentido tiene todo eso? Hay personas que incluso han fallecido por pensar diferente y ser del equipo contrario, ¿todo este odio lleva alguna parte?

En el ámbito del fútbol, los seguidores de distintos equipos han hecho quedadas para pegarse en muchas ocasiones, antes y después de partidosEn el ámbito del fútbol, los seguidores de distintos equipos han hecho quedadas para pegarse en muchas ocasiones, antes y después de partidos

Es cierto, que cada vez más las asociaciones y agrupaciones en contra de la violencia física y verbal que apoyan el deporte, hacen más hincapié en evitar cualquier tipo de conflicto tanto fuera como dentro del campo, incluso las redes sociales han sido testigo de comentarios totalmente fuera de lugar, que han llegado a ser penalizados legalmente. Está claro que el mundo del fútbol, además de mover grandes cantidades de dinero, es capaz de generar odio entre las personas, cuando no debería ser así y se debería poder disfrutar de un deporte internacional que une a muchas personas culturalmente. Es más, se puede revertir ese efecto de odio en un aprendizaje personal a la hora de intercambiar esas opiniones que llevan al odio.

Motivos por los que hay odio en el fútbol

Uno de los motivos principales por los que este deporte genera rencor es la antipatía. Tan solo se mira por uno mismo, en este caso, que el equipo gane y claro, no vale solo con ganar, tienen que ser un partido en el que el árbitro y los jugadores lo hayan hecho de maravilla, sin ningún tipo de altercado, porque cualquier detalle puede desembocar en una discusión con un oponente de otro equipo. Cualquier señal fuera de lo normal es sinónimo de crítica y odio.

Lo peor viene cuando se juntan los seguidores oponentes de un partido, la diversidad de opiniones y la rabia inundan estadios de fútbol por el mero hecho de que un equipo gane o pierda. La locura aparece cuando se juegan copas en las grandes competiciones, de hecho el lugar donde se realiza el partido o los lugares propensos donde se puedan encontrar los seguidores están controlados por innumerables coches de seguridad ciudadana y policial.

La violencia en el fútbol la promueve un sector pequeño de los seguidores de cada equipo, alterando así a los seguidores que solo quieren disfrutar del deporte que amanLa violencia en el fútbol la promueve un sector pequeño de los seguidores de cada equipo, alterando así a los seguidores que solo quieren disfrutar del deporte que aman

Las diferentes opiniones que se refutan en una verdad absoluta, parece que en términos futbolísticos existen, y nada más lejos de la realidad. Pues lo que ha podido ser un buen partido para unos puede no haberlo sido para otros. Eso puede generar rabia entre las personas, incluso peleas callejeras. Parece ser que la afición de este deporte tiene un lema: "Amar a tu equipo para odiar al otro", palabras que desgraciadamente se hacen realidad con el paso de los años. El odio en el fútbol ha existido siempre, y la mayoría de las veces ha sido por la frustración de ver perder al equipo que se sigue.

Sin duda, otro de los motivos de tanto odio y violencia, son los grupos radicales que siguen a un equipo de fútbol. Estos son quienes, en la mayoría de ocasiones, fomentan el odio y la violencia entre el resto de personas que van a ver un partido que simplemente se limitan a disfrutar. Sin ir más lejos, se han formado peleas con personas que simplemente paseaban tranquilamente por la calle. El odio en el fútbol es una locura que parece no tener fin. Para ellos, la violencia y las agresiones verbales les hacen sentir más los colores de su equipo, y generan rabia a su alrededor para quienes no forman parte de su grupo. Por eso es muy importante alejarse cuando ocurra esto.

Odio en el fútbol

El racismo, la homofobia, el odio y la violencia son términos que siguen estando más presente en los estadios de fútbol. Son innumerables las ocasiones en las que se ha insultado a un jugador de fútbol por ser de otro país, incluso por su orientación sexual. Parece ser que la libertad de expresión en el fútbol cada vez está más limitada. Nadie debe juzgar ya que a nadie le gusta ser juzgado, y en fútbol esta práctica está demasiado extendida.

Artículos recomendados