Menú
Qué es el efecto Pigmalión o profecía autocumplida
Qué es el efecto Pigmalión o profecía autocumplida
EXPECTATIVAS

Qué es el efecto Pigmalión o profecía autocumplida

El efecto Pigmalión es también conocido como la profecía autocumplida, y nos ayuda a entender parte del éxito sobre todo a nivel escolar.

Carmen María Pérez Muñoz

El efecto Pigmalión se conoce en psicología como aquellas expectativas que tienen las personas e influyen en lo que sucede a nuestro alrededor. Así, el poder de las expectativas tanto el ámbito laboral, como en el educativo y el social es el centro del efecto Pigmalión o profecía autocumplida. En Bekia te contamos mucho más acerca de este interesante suceso.

Las investigaciones de Rosenthal y Jacobson

En los años 60, estos dos profesionales del campo de la psicología quisieron investigar sobre la influencia que tienen las expectativas o lo que las personas esperan de los demás en su rendimiento, es decir, sobre el efecto Pigmalión. Para ello, se centraron en alumnos de un instituto de California.

En un primer momento, les pasaron un test de inteligencia a un grupo clase y los resultados obtenidos eran prácticamente los mismos de unos y otros, es decir, todos los alumnos tenían más o menos la misma capacidad e inteligencia, por lo que habían obtenido una puntuación similar en el test de inteligencia.

Una vez obtenidos los resultados, seleccionaron al azar a un pequeño grupo dentro de la misma clase y realizaron unos informes falsos, en los cuales se reflejaba que ese grupo de alumnos habían sacado unos resultados increíbles en el test de inteligencia, y se podían esperar grandes cosas de todos ellos y estaban destinados a llegar muy lejos. Estos informes falsos fueron leídos por sus profesores.

Una vez finalizó ese curso académico, volvieron a seleccionar a esos alumnos que habían seleccionado previamente al azar y les volvieron a pasar un test de inteligencia. Los resultados fueron asombrosos, pues todos y cada uno de ellos a los que le habían atribuido una falsa inteligencia habían obtenido unas puntuaciones muy superiores al resto.

Los informes hicieron que cambiaran las expectativas hacia los niños y sacaron mejores notasLos informes hicieron que cambiaran las expectativas hacia los niños y sacaron mejores notas

Las expectativas que tenían los profesores acerca de sus alumnos habían sido manipuladas

Esto quiere decir que, con estos informes falsos, los alumnos que habían sacado una mayor puntuación en el test de inteligencia habían recibido un trato diferente por parte de sus profesores. Los profesores habían esperado mucho más de estos alumnos, los habían tratado como personas más inteligentes de manera inconsciente y así el rendimiento de los mismos aumentó considerablemente.

El trato diferente se manifestaba de la siguiente forma: en las explicaciones, mantenían mucho más el contacto ocular con ellos, si se equivocaban no se atribuía el error a sus capacidades, sino más bien al hecho de no haber comprendido el mensaje o las explicaciones. Además, les animaban más que al resto de sus compañeros y les ofrecían unas oportunidades que los demás no tenían, todo esto como bien hemos señalado anteriormente, inconscientemente.

Las expectativas falsas de este pequeño grupo de alumnos se acabaron cumpliendo, y sus resultados académicos fueron sorprendentemente buenos y muy superiores a la del resto de la clase. Esto demuestra que lo que se piensa acaba afectando a lo que sucede. En este caso, lo que pensaban los profesores influyó de manera positiva en el rendimiento de ese grupo de alumnos.

Así, estos dos autores pertenecientes al campo de la psicología habían demostrado que las expectativas que tenemos hacia los demás e incluso hacia nosotros mismos acaban influyendo en el resultado final que se acaba produciendo, es decir, creer en algo puede hacer que una situación se acabe produciendo mediante las acciones que se llevan a cabo.

La psicología es asombrosa, pues sin darte cuenta, cambias tu manera de hacer las cosas y modificas tu conducta, lo que hace que algo sea más o menos probable. Esta es justamente la esencia del efecto Pigmalión, y por eso es tan importante que tengas una actitud positiva. Si eres optimista y te ves como una persona triunfadora y con grandes posibilidades en la vida, es más fácil llegar al éxito. Sin embargo, hay muchos factores que impiden que tengamos esas expectativas.

Artículos recomendados