Menú
Síndrome del esclavo satisfecho: qué es y en qué consiste
Síndrome del esclavo satisfecho: qué es y en qué consiste
NO TE CONFORMES

Síndrome del esclavo satisfecho: qué es y en qué consiste

Cuando la baja autoestima y la búsqueda de reconocimiento por parte de los demás se une, puede provocar este síndrome por muchos desconocido.

Irmina Merino Vidal

Vivimos en un mundo lleno de comodidades, pero también lleno de injusticias. Por eso, es normal que muchas personas se cuestionen los aspectos que nos rodean y quieran emprender acciones con tal de mejorar la condición de vida propia o ajena, o bien busquen el cambio por parte de las instituciones y gobiernos con tal de poder incrementar la calidad de vida de los ciudadanos. En el ambiente laboral, seguramente, también haya una persona que vele por el interés de los demás y busque el consenso, de manera que todos puedan sentirse más a gusto, luchando por sus derechos y consiguiendo aquello que se merecen, dado el trabajo y el esfuerzo que han realizado.

Muchas personas luchan por sus derechos y consiguen sus objetivosMuchas personas luchan por sus derechos y consiguen sus objetivos

Este hecho podría extrapolarse a todos los ámbitos de la vida de una persona. En cuanto a las relaciones personales, ya bien sea con la familia, los amigos, los compañeros de trabajo o la pareja, es normal que si se da se quiera recibir, por lo que se debe aprender a ser asertivo y a decir las cosas de manera que los demás puedan comprender los sentimientos de uno sin sentirse ofendidos ni generar una discusión, haciendo que todos se sientan lo más cómodos posibles en estas relaciones de amor y afecto mutuo.

Qué es el síndrome del esclavo satisfecho

Sin embargo, existen más personas cada día en esta sociedad que se conforman con todo aquello que les viene, ya bien sea por parte de las instituciones y gobiernos, como en el ámbito laboral y personal. Este conformismo ha llegado a crear un nuevo término por parte de la psicología, denominado esclavo satisfecho. Estas personas conocen que viven una situación deplorable y miserable, pero en lugar de luchar y hacer algo al respecto para mejorar su calidad de vida, aceptan la situación y se conforman con la misma, de manera que ni buscan el cambio ni aspiran a tener el trato que se merecen en realidad.

Cómo saber si sufres el síndrome del esclavo satisfecho

Es probable que muchas de las personas que sufren el síndrome del esclavo satisfecho no sean conscientes de su condición. Probablemente crean que son muy afortunados de tener lo que tienen y se centren solamente en los aspectos positivos de su vida. No obstante, una cosa es no ser una persona negativa y otra muy distinta es auto-engañarse. Así pues, el esclavo satisfecho es posible que piense constantemente que solo se vive una vez y que estas cadenas que tiene que sufrir no son tan duras, cuando en realidad podría dejar de ser tan conformista y deshacerse de estas ataduras, con tal de vivir como se merece.

No hay que conformarse con las injusticias o situaciones desagradablesNo hay que conformarse con las injusticias o situaciones desagradables

El esclavo satisfecho probablemente aceptará todo aquello que le venga impuesto, sobre todo por miedo a la persona que se lo impone, ya bien sea un alto cargo o alguien a quien quiera y no desee dejar de tener a su lado. Por lo tanto, un esclavo satisfecho vivirá engañado pensando que es feliz, cuando en realidad no se atreve a tomar acciones por miedo a las consecuencias. Esto quiere decir que el esclavo satisfecho es una persona cobarde, que no actúa ni emprende represalias contra los actos que son obviamente injustos por miedo a perder la comodidad que tiene en el momento actual, aunque esta comodidad sea ilusoria, ya que es un trato degradante, mucho peor de lo que podría merecer y que no se atreve a cambiar por pánico a salir de su zona de confort y vivir nuevas experiencias, las cuales seguramente serían mucho más positivas y reconfortantes que las que puede que esté viviendo hasta el momento por no hacerse valer como es debido.

Qué hago si tengo el síndrome del esclavo satisfecho

Si crees que podrías sufrir el síndrome del esclavo satisfecho es porque has empezado a tomar conciencia de que existen actos y actitudes injustas en tu vida. Este es el primer paso para dejar de ser un esclavo satisfecho. En el primer momento en el cual la persona comienza a bien que algo no va bien y que no es del todo libre, es el instante clave en el que puede decidir si quiere seguir viviendo este engaño o si realmente quiere tomar las riendas de su vida y hacer algo para cambiar esta situación y dejar de ser un esclavo que está conforme con las malas condiciones que recibe de aquellos que están abusando de él.

Debes imponerte si no estás satisfecho con lo que sucedeDebes imponerte si no estás satisfecho con lo que sucede

Para ello deberás mejorar tu autoestima y dejar de ser tan dependiente. Recuerda que para ser dueño de ti mismo deberás empezar por quererte y tener relaciones positivas y asertivas con los demás, pudiéndoles decir constantemente cómo te sientes de una manera respetuosa, sabiendo que la otra persona te aceptará y comprenderá del mismo modo que tú harías con ella. Si la gente que te rodea no es así, quizás sea el momento de salir de la zona de confort y comenzar a conocer a personas que se encuentren en el mismo momento de tu vida que tú.

Conoce a más gente para salir de tu zona de confortConoce a más gente para salir de tu zona de confort

Para poder dejar de ser un esclavo satisfecho también será clave que tengas una buena formación y que estés siempre informado. De este modo serás consciente de la sociedad que te rodea, conociendo tus derechos y no conformándote con todo aquello que recibes, sin filtrar la información. Muchos se aprovechan de que, por comodidad o vagos, la gente acepta muchas de las cosas que se les vienen encima sin cuestionárselas, con tal de no perder esa zona de confort en la que viven, sabiendo que merecen algo mucho mejor.

No dudes en consultar con un psicólogo o un profesional de la salud mental en el caso de que el síndrome del esclavo satisfecho sea algo que te preocupe. La cuestión no es tampoco pasarse el día reivindicando cosas y peleándose con los demás, sino ser dueños de unos mismos queriéndose y aceptándonos como merecemos, de manera que no vivamos en una situación injusta y no nos adaptemos a ella por miedo al cambio.

Artículos recomendados