Menú
Técnicas psicológicas para motivarte más
Técnicas psicológicas para motivarte más
MOTIVACIÓN

Técnicas psicológicas para motivarte más

Descubre algunas técnicas psicológicas para aumentar tu motivación en cualquier área de tu vida. ¡Puedes conseguirlo!

Mª José Roldán Prieto

La motivación es fundamental para el éxito, por lo que es fácil entender por qué este es un tema tan candente en tantos campos diferentes. Los expertos siempre están buscando nuevas formas de hacer todo, desde mejorar la motivación de los estudiantes hasta aumentar la motivación para hacer ejercicio. La motivación es clave para el éxito en cualquier ámbito.

Existen factores psicológicos que pueden influir en la motivación. ¿Sabías que visualizar el éxito puede ser contraproducente? ¿O que los incentivos a veces pueden hacer que las personas estén menos motivadas? ¿Te sorprendes? Entonces sigue leyendo porque la información que te vamos a explicar desde Bekia Psicología te va a interesar.

Cuidado con los incentivos o recompensas

Los incentivos o pequeñas recompensas están bien... Aunque claro, hay que usarlos con cuidado. Si alguien disfruta haciendo algo y se le recompensa por el comportamiento, puede hacer que lo que hace le guste aún más, ¿verdad? Pues no. En realidad, dar incentivos para las personas que ya tienen motivación puede afecta a ésta.

Recompensar a las personas por hacer cosas por las cuáles ya tienen una motivación intrínseca puede ser contraproducente. La motivación intrínseca surge desde dentro de la persona. Esencialmente es hacer algo para el puro disfrute de ello. Hacer la tarea es su propia recompensa.

Los incentivos o pequeñas recompensas están bienLos incentivos o pequeñas recompensas están bien

En los casos en que los niños son recompensados por hacer algo que ya disfrutan, como jugar con un juguete determinado, su motivación futura para participar en la actividad en realidad disminuye. Los psicólogos se refieren a este fenómeno como el efecto de la sobrejustificación. Por este motivo es necesario tener cuidado con las recompensas. Los incentivos pueden funcionar bien para aumentar la motivación para participar en una actividad que de otra manera no es atractiva, pero la dependencia excesiva de tales recompensas podría terminar disminuyendo la motivación en algunos casos.

Busca desafíos

Cuanto te enfrentas a una tarea, ¿qué es más motivador para ti? ¿Hacer algo fácil que ha hecho cientos de veces y que probablemente podría hacer mientras duerme, o hacer algo que está dentro del ámbito de las posibilidades pero que requiere aprender algo nuevo o ampliar su capacidad actual? Para muchas personas, la primera opción podría ser la más fácil, pero la segunda opción más desafiante probablemente suene más interesante y motivadora.

¿Cómo puedes aprovechar al máximo esta tendencia? Retarte a ti mismo. Inscríbete en un maratón local. Concéntrate en mejorar tus tiempos o ir un poco más lejos de lo que normalmente haces caminando por las tardes. No importa cuál sea tu objetivo, añadir desafíos progresivos puede ayudarte a mejorar tus habilidades, sentirte más motivado y acercarte un paso más hacia el éxito.

No visualices el éxito

Uno de los consejos más comunes para motivarse es simplemente visualizar el éxito, aunque en realidad esto podría ser contraproducente. El problema es que las personas a menudo se visualizan a sí mismas logrando sus objetivos, pero se saltan la visualización de todo el esfuerzo que se hace para convertir esos objetivos en realidad.

Al imaginar que has logrado un objetivo, estás agotando la cantidad de energía que tienes disponible para poder dedicar a la tarea en sí misma. Entonces, ¿qué funciona? En lugar de imaginarte a ti mismo de repente exitoso, imagina todos los pasos que tendrás que hacer para lograr ese éxito. Ten en cuenta las siguientes preguntas:

  • ¿Qué desafíos enfrentarás? Saber lo que puedes encontrar puede facilitar el tratamiento cuando llegue el momento.
  • ¿Qué estrategias puedes usar para superar esos desafíos? Planear con anticipación puede dejarte mejor preparado para superar las dificultades que pueda enfrentar. 

Ten el control

Las personas a menudo se sienten más motivadas cuando sienten que tienen control sobre lo que va a suceder. ¿Alguna vez has sido parte de un grupo en el que sentiste que realmente no tenías control personal sobre el resultado? ¿Te sentiste particularmente motivado para contribuir al grupo? Una de las razones por las que a las personas a veces les disgusta el "trabajo en grupo" es que pierden ese sentido individual de control y contribución. ¿Qué puedes hacer para recuperar el control en situaciones de grupo?

  • Si trabajas en grupo encuentra la forma en que cada persona sienta que es influyente.

  • Da a las personas el control sobre cómo contribuyen a cómo se presentan o se utilizan sus ideas.

  • Permite que los miembros de un grupo determinen qué objetivos quieren alcanzar.

Céntrate en el camino y no en la meta

No te fijes demasiado en los resultados, el éxito o el fracasoNo te fijes demasiado en los resultados, el éxito o el fracaso

No te fijes demasiado en los resultados, el éxito o el fracaso... porque si lo haces tu motivación podrá acabar gravemente perjudicada. Por ejemplo, si elogias a los niños por sus características fijas (inteligente o guapo) disminuirá la motivación y la persistencia en su futuro. Este tipo de elogio hará que las personas desarrollen una mentalidad fija en lugar de una mentalidad de crecimiento (ésta última es la que realmente funciona para crecer personalmente y llegar al éxito).

Las personas con mentalidad fija creen que las características personales son simplemente innatas e invariables. Piensan que las personas son inteligentes o tontas, guapas o feas, atléticas o no atléticas, etc.

Para evitar el desarrollo de una mentalidad fija y potenciar una mentalidad de crecimiento, será necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Elogiar los esfuerzos en lugar de los rasgos fijos
  • No centrarse en el resultado si no en el camino que logran esos resultados
  • Centrarse en el aprendizaje del proceso y en el disfrute del mismo
  • Evaluar las acciones que han sido más efectivas y gratificantes, evaluar el esfuerzo y así ajustar las acciones futuras para mejorar los resultados

No importa lo que quieras conseguir: dejar de fumar, correr una maratón, perder peso, sacarte unas oposiciones, estudiar una carrera y conseguir el título o cualquier otro objetivo, la motivación es esencial y tiene un papel fundamental en el éxito o en el fracaso en general. Si incorporas alguna de estas estrategias en tus hábitos diarios podrás mejorar tu entusiasmo y tener más éxito en tu vida diaria... ¡sean cuáles sean los objetivos que quieres conseguir! Si en algún momento sientes que tu motivación comienza a decaer, habrá llegado el momento de que valores cuáles son las estrategias que estás empleando para aumentar la motivación y cambiarlas en el caso de que lo que estés haciendo no te sirva lo suficiente.

Artículos recomendados