Menú
Por qué el desapego emocional no es tan malo
Por qué el desapego emocional no es tan malo
DESAPEGO EMOCIONAL

Por qué el desapego emocional no es tan malo

Descubre por qué el desapego emocional no es tan malo, incluso podría mejorar tu vida considerablemente.

Mª José Roldán Prieto

A veces necesitas distanciarte de las demandas emocionales de las personas y la sociedad para estar bien, y eso no es malo. Las personas asocian el término 'desapego emocional' con dos cosas diferentes. Una definición es "emocionalmente no disponible" y se usa cuando una persona evita algo que la hace sentir emociones fuertes como la ansiedad. El tipo de desapego emocional del que vamos a hablar hoy es saludable y deseable. En términos simples, el desapego emocional se trata de distanciarse del drama. Desafortunadamente, el drama te llega a todas partes a menudo en forma de familia, con quien estás atrapado. Es imposible distanciarse físicamente , pero puedes evitar ser absorbido. Ser absorbido por el drama es permitir que las emociones tomen el control de tu vida y de tu persona.

Cuando las emociones impulsan tus decisiones

Cuando las emociones impulsan tus decisiones, es probable que responda de manera ineficaz. No solo estamos hablando del calor del momento, sino después de que el momento haya pasado. Dejar que las experiencias desagradables te molesten demasiado es peligroso. Podrías tener malos hábitos para escapar temporalmente del dolor, como caer en adicciones. Las personas comúnmente se encuentran en una montaña rusa donde sucumben a las emociones negativas a cambio de una liberación periódica, digamos a través de la bebida. La vida da problemas a todos. No te lo tomes como algo personal. En cambio, concéntrate en las cosas positivas y trata de no preocuparte tanto. ¡Es tan fácil como esto! Escoger o no el desapego emocional como un estilo de vida, es más una elección personal que otra cosa. Tú decides cómo quieres vivir tu vida.

Las personas comúnmente se encuentran en una montaña rusaLas personas comúnmente se encuentran en una montaña rusa

Es simple pero no fácil

Tener desapego emocional es aceptar las cosas como son. Traumas pasados, personas y el universo. Por lo general, es una manera de dividir la autoayuda en pasos y objetivos lógicos. La aceptación es sencilla, pero terriblemente difícil. Es una decisión que tomas para la supervivencia, para la autoconservación. Es tu elección. Otro componente del desapego emocional es nunca entregarse completamente a nadie. Esto puede parecer poco atractivo para los románticos. Aunque no es apto para una novela romántica desgarradora, es necesario en el mundo real. Si pones todo su ser a disposición de los demás, hay personas que se aprovecharán y tú te quedarás sin nada. Los únicos seres a los que sí debes entregarte en cuerpo y alma porque lo necesitan para sobrevivir y desarrollarse. Son tus hijos. Esto sería en el caso que decidieras decir tener hijos.

El desapego emocional requiere concentración y exploración. Debe centrarte en aquello sobre lo que tienes control, ya que la aceptación no significa cumplimiento. Si aún no has encontrado una forma satisfactoria y lucrativa de contribuir, entonces necesitas explorar. Explora diferentes personas, comunidades y actividades hasta que encuentre algo que funcione. Luego concéntrate en marcar la diferencia. Esto se aplica a la vida familiar, social y profesional. Tal como lo harías en el trabajo, concéntrate en las cosas sobre las que tienes control. Es posible que tengas que volver a evaluar esto y aprender a comprometerte. Compartir sangre o un techo con alguien no le otorga control sobre sus acciones.

Distanciarte de tus emociones no es una garantía de felicidadDistanciarte de tus emociones no es una garantía de felicidad

¿Te volverás insensible?

No, pero la gente puede percibirte de esa manera. En primer lugar, decidir tener desapego emocional no significa estar emocionalmente insensible. Es en el mejor interés de todos separarse de las emociones negativas, tanto las tuyas como las de otras personas. De todos modos, la vida no tendría sentido sin emociones, especialmente las placenteras. Incluso si aprendes a separarte de las emociones negativas, no siempre estarás rodeado de personas que lo hacen. Cuando reaccionas de manera diferente a otra persona, puede ser difícil para ellos entenderlo.

Tu aparente indiferencia, que es, de hecho, calma y estabilidad, podría interpretarse como insensibilidad. Esto puede ser doloroso para los demás, pero a la larga será el mejor camino para ti si no quieres sufrir por los demás.

Alcanzando la paz interior y la solidaridad

Distanciarte de tus emociones no es una garantía de felicidad. Casi nada lo es. Una forma efectiva de experimentar la paz interior, el desapego emocional es lo más parecido a la felicidad. Al encontrar la paz dentro de ti, evitas los hábitos perjudiciales que solo harían más difícil el desapego emocional. Los atracones, el alcoholismo o incluso el pesimismo crónico son alternativas, y solo por mencionar las formas poco saludables en que las personas encuentran la paz.

Estos tipos de liberación del dolor emocional son temporales y contradictorios, ya que perjudican tu estado de salud físico y mental. Mientras más puedas desapegarte de las demandas emocionales de la vida, más fuerte serás. Al analizar y mantener tus emociones bajo control, en realidad te sentirás más cómodo experimentando todas las emociones y estando al lado de quienes te necesiten.

Artículos recomendados