Menú
Divide tus grandes sueños en pequeños pasos para alcanzar tus metas
Divide tus grandes sueños en pequeños pasos para alcanzar tus metas
METAS

Divide tus grandes sueños en pequeños pasos para alcanzar tus metas

Si tienes un gran sueño por cumplir, si realmente lo quieres lograr, además de consistencia tendrás que dividirlo en pequeños pasos.

Mª José Roldán Prieto

Para que puedas conseguir tus grandes sueños, es necesario que dividas esos grandes sueños en partes más manejables que puedas controlar. Pequeños pasos te ayudarán a recorrer un largo camino. Los sueños que cambian la vida se hacen realidad gradualmente. Después de todo, se vuelve abrumador abordar el sueño de una vez. Es más fácil lograr un sueño cuando lo divide en varios objetivos pequeños.

Es más lento, sí, pero cada pequeño logro hecho se siente como un logro hacia el panorama general. El progreso te acerca a tu gran sueño. Aprender a reinventarse con metas pequeñas comienza con averiguar el resultado. Primero piensa en cuál es tu sueño y después, determina qué se necesita para alcanzar el resultado. Mantén una lista de las tareas necesarias para lograr este sueño. Luego, concéntrate en una tarea solo antes de nada.

Después de completar una tarea, tendrás que concentrarte en lograr otra tarea. Comprométete cada día con estas tareas para completar el proceso de reinicio. Asegúrate de que el progreso esté sucediendo logrando una pequeña hazaña como motivación para seguir adelante.

La paciencia es una virtud

Tienes que darte cuenta de que lograr el sueño no se hará realidad en un día. El proceso de reinicio consiste en hacer pequeños pasos cada día hacia la meta sin parar. Además, el proceso podría llevar varios años... por lo que la paciencia es fundamental.

Pequeños pasos te ayudarán a recorrer un largo caminoPequeños pasos te ayudarán a recorrer un largo camino

Esta realidad es la razón por la cual muchos no tienen éxito; esas personas esperan el éxito sin la lucha y sin superar las dificultades. Los medios que exageran el éxito como si fuera algo de la noche a la mañana no ayudan. Toma tiempo y debes aceptar esto desde el primer momento para que todo comience a fluir sin darte cuenta.

El éxito requiere tiempo, paciencia, sacrificio y cuidado, similar a la crianza de un hijo. El niño debe aprender cómo reinventarse aprendiendo a cómo hablar, cómo gatear, cómo caminar y cómo comprender y procesar la información. La orientación de los padres ayuda al niño a comprender mejor las cosas, de forma similar a un grupo de apoyo que te guía hacia el sueño. Las fuerzas externas iluminan u obstaculizan a un niño similar a los extraños que ayudan o hieren el sueño.

Para terminar, dedica la mayor parte del tiempo al sueño... tendrás que priorizar ese sueño ante otras cosas para poder alcanzarlo. Si siempre lo dejas en un segundo lugar en tu lista de prioridades, es posible que nunca lo alcances.

Se flexible ante las adversidades

Los obstáculos impredecibles de la vida a menudo desgarran una estrategia perfecta. Una persona flexible sabe cómo cambiar de rumbo sobre la marcha. Un plan de respaldo es un gran colchón para los planes primarios que fallan. Sigue adelante si todos los planes fallan. Una solución no descubierta está ahí fuera. Quizás esa solución sea la respuesta sobre cómo reinventarse.

Los obstáculos impredecibles de la vida a menudo desgarran una estrategia perfectaLos obstáculos impredecibles de la vida a menudo desgarran una estrategia perfecta

Si la vida presenta posibilidades alternativas, no descartes esas opciones. Explóralos con una mente abierta. Cuando una llave inevitable en planes como retrasos y contratiempos acechan, toma esa situación inevitable y resuelve el problema a medida que se desarrolla la situación. Ninguno de esos sucesos son señales de comenzar de nuevo. Más bien, son rutas alternativas para explorar.

La vida enseña a los jóvenes y mayores a que nada te resulta fácil. Si una vía es fácil, contiene una letra pequeña que nadie está listo para aceptar. El camino fácil también conduce a vidas estancadas... en cambio, el camino difícil es el que siempre merece la pena atravesar, ¡por algo será!

Un camino difícil te endurece para los desafíos que tienes por delante. No trates de comenzar de nuevo como un fracaso. Nunca te compares con los demás que están a años luz de ti ni compitas con ellos... Los errores son la respuesta sobre cómo reinventarte. Usa esto como una guía para una reinvención actual o futura.

Artículos recomendados