Menú
10 secretos para vencer a la rutina emocional negativa
10 secretos para vencer a la rutina emocional negativa
EMOCIONES NEGATIVAS

10 secretos para vencer a la rutina emocional negativa

No te pierdas estos consejos para ser capaz de vencer la rutina emocional negativa y vivir más feliz.

Mª José Roldán Prieto

En algún momento tu vida es posible que te hayas sentido deprimido, negativo y triste. Das consejos simples sobre cómo vencer la rutina emocional y evitar que se extienda a tu vida laboral y social. Puedes sentir que estás dentro de una trampa: necesitas motivación para cambiar lo que no te gusta de tu vida pero no logras conseguirla.

Querer sentirse feliz puede enterrarte más profundamente en su rutina, lo que hace que sea aún más difícil salir. Pero hay algunas cosas simples que puedes hacer para cambiarlo. Solo tendrás que poner un poquito de tu parte y casi sin que te des cuenta, lo demás... vendrá solo.

1. Levántate y muévete

Puede ser tentador meterte debajo de la cama y no querer salir, sobre todo cuando te sientes atrapado en tu rutina emocional. Pero eso algo que no debes hacer. Estar sentado sintiendo lástima por ti solo hará que te eches gasolina al fuego, por lo que es muy importante que si te sientes mal, te obligues a hacer cosas.

Querer sentirse feliz puede enterrarte más profundamente en su rutinaQuerer sentirse feliz puede enterrarte más profundamente en su rutina

Ve al gimnasio para hacer ejercicio o llama a un amigo de confianza y ve a tomarte algo para darte un respiro. Lo que sea que te guste hacer para que ese sentimiento negativo no se apodere de ti.

2. Deja de pensar en las cosas

En lugar de analizar todos los malos sentimientos y emociones que te atraviesan, haz algo que te consuma. Lánzate a un proyecto que requiere tu máxima atención para que te aclare la mente. Si lo que está causando tu rutina emocional es un problema real, incluso puedes estar más cerca de resolverlo y estar más motivado para hacerlo cuando tienes la mente despejada.

3. Medita

Se ha demostrado que la meditación despeja la mente y ayuda a desterrar los sentimientos negativos. Hay muchas aplicaciones que se pueden descargar de forma gratuita y usar. Todo lo que tienes que hacer es descargar la aplicación, seguir las instrucciones y dirigirte a un lugar mejor.

4. Haz algo que te haga sentir bien

Para poder salir de esa rutina emocional que te hace sentir mal, haz algo que te haga sentir bien. Puedes salir a comprar algo que te guste o mira una buena comedia en la televisión para levantar el ánimo. Elige el tipo de cosas que consideres como estimulantes y haz una lista de ellas. Elimina uno de los elementos de la lista uno por uno durante una o dos semanas y observa cómo se desvanece tu negatividad.

5. No seas duro contigo mismo

Eres tu peor crítico, y es importante recordarlo durante una rutina emocional. Cuando estás atrapado en un estado constante de mal humor, es fácil derrumbarte mientras repasas las cosas que te hacen sentir negativo. Sin embargo, esto solo empeorará las cosas, por lo que debes recordar darte un descanso. 

Eres tu peor crítico, y es importante recordarlo durante una rutina emocionalEres tu peor crítico, y es importante recordarlo durante una rutina emocional

Entonces, ¿qué pasa si lloraste todos los días esta semana o no te sientes como eres realmente? No durará para siempre pero no es necesario que lo prolongues por más tiempo del necesario.

6. Recuerda esto: nada dura para siempre

¿Recuerdas cuándo estabas tan feliz que apenas podías soportarlo? Bueno, eso ya terminó. Piense en cómo te sientes ahora: tan infeliz que desearías poder salir de eso. Bueno, se aplica la misma regla. Tu rutina emocional no durará para siempre aunque parezca así ahora mismo. Pero debes poner un poco de tu parte para que eso ocurra.

7. Piensa en el presente

No hay una solución rápida mágica o un consejo único sobre cómo vencer la rutina emocional. Lleva tiempo recuperar tus vibraciones positivas. Cada día es un nuevo día y un nuevo comienzo, si quieres verlo de esa manera, por lo que no hay razón para pensar cómo te sentirás mañana, la próxima semana o incluso el próximo año.

Concéntrate en el aquí y ahora y el día que tienes delante. Si lo tomas paso a paso todos los días, hará que la tarea parezca mucho menos desalentadora y mucho más factible.

8. Habla con alguien

Ya sea que elijas hablar con su mejor confidente o incluso con un profesional, es importante dejarlo salir. Lo que sea que esté pasando por tu mente continuará dando vueltas allí, a menos que te tomes el tiempo para realmente hacerle saber a alguien lo que está pasando en tu cabeza.

No hay vergüenza en necesitar ayuda, y cuando la tengas disponible, sería una estupidez dejar pasar eso. Todos necesitamos ayuda alguna vez en nuestras vidas, somos seres sociales y nos necesitamos unos a otros. Así que no pienses que eres una carga, tus seres queridos estarán encantados de ayudarte.

9. Cambia tu rutina

Si tienes rutinas marcadas cada día, puedes comenzar haciendo pequeños cambios que te hagan sentir bien. Por ejemplo, si todos los domingos vas a la misma cafetería a desayunar, ¿qué te parece buscar otra por la zona que tenga buenas críticas? Seguro que conseguirás encontrar sitios maravillosos que te harán sentir mejor.

No renuncies a tu trabajoNo renuncies a tu trabajo

No renuncies a tu trabajo, a menos que eso sea lo que está causando tu rutina emocional negativa, pero hay cosas que puedes hacer para cambiar tu rutina lo suficiente como para añadir algo de variedad a tu vida. Incluso pequeños cambios pueden parecer grandes cuando haces los suficientes.

10. Encuentra lo que necesitas cambiar para estar mejor... ¡y hazlo!

Cuando salgas de tu rutina lo suficiente como para reflexionar realmente sobre lo que lo está causando, tómate el tiempo para descubrir qué es lo que realmente te deprime en tu vida. Tal vez sea tu trabajo o una relación, podría ser cualquier otra cosa. El hecho es que debes saber qué está causando tu negatividad y seguir los pasos para cambiarlo. Es el consejo más importante sobre cómo vencer la rutina emocional.

Eres el único que puede hacerlo... no esperes que venga otra persona a mejorar tu vida o tu día a día. Es necesario que te replantees qué es lo que está pasando en tu vida y por qué tienes que comportarte de manera diferente para estar mejor. Piensa que puedes salir de esa espiral de negatividad, y solo tendrás que poner un poco de tu parte.

Artículos recomendados