Menú
Aprende a gestionar los celos
Aprende a gestionar los celos
RELACIONES

Aprende a gestionar los celos

Aunque los celos nos salgan de manera natural, son una de las emociones que más deterioran las relaciones si no aprendemos a gestionarlos.

Carmen María Pérez Muñoz

Los celos son una emoción que aparecen en cualquier momento de nuestra vida, y es una de las causas principales por las que se rompe una relación, tanto de amistad como de pareja. Los celos pueden aparecer por miedo a perder a una persona o por envidia, y es muy importante que aprendamos a gestionar esta emoción para que no entorpezca nuestras relaciones interpersonales con nuestros seres queridos, amigos y pareja.

Las personas celosas sufren más por lo que imaginan que por lo que realmente sucede

La imaginación suele ser mucho más catastrófica que la realidad, tu mente puede jugarte una mala pasada imaginando cosas que sólo están sucediendo en tu cabeza. Debes intentar controlar y gestionar estos malos pensamientos y tener mucho cuidado con esto.

Los celos se basan en percepciones y elementos de nuestra imaginaciónLos celos se basan en percepciones y elementos de nuestra imaginación

Para ello, intenta ser consciente de la realidad y de todo lo que te rodea, quédate con los hechos que estén sucediendo realmente e intenta dejar apartados aquellos pensamientos que sólo existen en tu imaginación. Con esto, sólo conseguirás crear en ti mismo inseguridad.

Recuerda que para entender por qué motivo aparecen los celos debes averiguar cuál ha sido la causa que los ha provocado, pues sólo de esta forma evitarás que se conviertan en un verdadero problema en tu relación.

Hablar con la persona por la que sientes celos es lo primero que debes hacer

Como ya hemos mencionado anteriormente, la imaginación te puede jugar una mala pasada. Por eso, hablar con tu pareja sobre tus preocupaciones te ayudará a tener más confianza en ti mismo y por lo tanto disminuir la inseguridad eliminando aquellos pensamientos irreales que te puedan surgir en el momento de los celos.

Para ello, recuerda que la confianza en esa persona debe ser fundamental. Tienes que confiar en ella y en la forma que tiene de quererte. Si no confías en alguien es muy difícil que la relación con esa persona vaya en la dirección correcta, así que si sufres por desconfianza debes replantearte hacia donde va tu relación, ya sea de amistad o de pareja.

Cuando hayas hablado con tu pareja, recuerda que esos pensamientos no desaparecerán instantáneamente. Debes hacer un esfuerzo por evitar seguir darle vueltas al mismo tema una y otra vez. Intenta gestionar tus emociones, debes superar tus miedos y tu propia inseguridad día tras día y, una vez que lo consigas, tus relaciones interpersonales con las personas con las que tengas más afecto se verán reforzadas considerablemente.

Quiérete

La envidia es una de las causas principales por las que aparecen los celos. Que veas a una persona mucho mejor que tú en diversos aspectos te hace pensar que la persona que esté contigo pueda fijarse en otra que para ti sea mucho mejor que tú mismo.

La mejor manera de prevenir y gestionar los celos es teniendo una comunicación abierta y fluida con tu parejaLa mejor manera de prevenir y gestionar los celos es teniendo una comunicación abierta y fluida con tu pareja

No obstante, debes pensar que como tú no hay nadie. Piensa en las cosas que tú puedes aportarle a esa persona y en aquello que otras no sabrían darle, tú eres una persona única y eso es lo que hace que tu pareja permanezca a tu lado.

Trata de averiguar qué es aquello que te hace especial. Si tienes dudas, pregúntale a tu pareja qué es lo que vio en ti que hizo que se enamorara perdidamente de ti. Esto te ayudará a aumentar tu autoestima y tu confianza en ti mismo, eliminando todo tipo de inseguridad. No olvides que para querer bien a alguien, primero tienes que empezar por quererte bien a ti mismo.

Recuerda que querer a alguien no implica estar las 24 horas del día con esa persona, ni compartir todo tipo de aficiones y compartir vuestro tiempo todos los días. Necesitas tiempo para ti mismo y para estar con tus amigos, del mismo modo que la otra persona también necesita tener su espacio.

Si entiendes esto, podrás gestionar mucho mejor tus emociones, los celos disminuirán considerablemente y podréis tener una relación mucho más sana y menos tóxica. Pasar tiempo con uno mismo te ayudará a desarrollarte mejor como persona y aumentarás la confianza en ti mismo.

Artículos recomendados