Menú
¿Existe la llamada envidia sana o no hay nada sano en sentir envidia?
¿Existe la llamada envidia sana o no hay nada sano en sentir envidia?
SENTIMIENTOS

¿Existe la llamada envidia sana o no hay nada sano en sentir envidia?

Muchas veces hablamos de tener envidia sana a una persona, pero no queremos nada malo para él o ella, ¿es envidia o en realidad sentimos admiración?

Irmina Merino Vidal

Los seres humanos somos sociables por naturaleza, es decir, nos gusta más vivir con otras personas y formar parte de un grupo, a vivir en soledad. Por eso, cuando estamos conviviendo con más gente es normal que se generen roces entre nosotros, debido a las necesidades, deseos y objetivos de cada uno, puesto que como individuos también tenemos unos ideales y unas voluntades distintas, que intentaremos complacer con tal de encontrar nuestra idea de felicidad.

Por lo tanto, es completamente normal sentir envidia en algunos momentos de nuestras vidas. A veces esta envidia será provocada por personas a las que tenemos en gran estima, pero en otros casos será causado por otras que quizás no nos caigan tan bien. Sea como sea, debemos intentar que este sentimiento no nos cause demasiado daño, por nuestro propio bienestar. Si dejamos que los pensamientos negativos dominen nuestra mente es más probable que nos sintamos tristes o enfadados, lejos de conseguir nuestros propios objetivos con tal de ser felices y evitar tener envidia de los demás.

La envidia nos hace tener sentimientos negativos hacia otras personasLa envidia nos hace tener sentimientos negativos hacia otras personas

No obstante, se cree que existe la llamada envidia sana , que es un sentimiento parecido al de la envidia tradicional, pero que no causa tanto dolor ni pensamientos negativos en la persona que la sufre. Normalmente, la envidia sana viene causada por algo bueno que le sucede a alguien que queremos y por eso nos gustaría estar en su lugar, aunque no nos molesta que le esté pasando a él o a ella. Para comprender bien qué es la envidia sana o si realmente existe y no hay nada sano en sentir envidia, descubre qué puede querer decir este concepto y cómo puedes vivir sintiendo admiración por los demás sin que esto se convierta en un pensamiento negativo que te haga sufrir o te impida encontrar la felicidad que te mereces.

Qué es la envidia

La envidia es un sentimiento de enfado o de tristeza que siente una persona cuando ve que otra consigue o tiene aquello que anhela y que él o ella no ha conseguido tener, vivir o sentir. Así pues, es un sentimiento negativo, que causa el dolor en la persona que lo padece y que genera todavía más odio y enfado. En lugar de causar pensamientos positivos, la envidia genera más enfado e impide que la persona que la sienta pueda sentirse contento o feliz.

Por lo tanto, es mejor evitar sufrir envidia en la medida que sea posible. Si quieres algo no dudes en ir a por ello y busca la mejor vía para conseguirlo. No te compares con los demás ni esperes conseguirlo al mismo tiempo, cada uno tiene una manera distinta de hacer las cosas y puede que lo que tú deseas te llegue de uno u otro modo tarde o temprano. Simplemente, evita caer en la competitividad extrema y no hagas las cosas comparándote con los demás. La envidia puede ser muy mala compañera y hará que te sientas enfadado y de malhumor. Debes hacer las cosas por ti y no pensando en qué tiene la otra persona, ya que cada uno de nosotros tiene sus propios problemas y lucha sus propias batallas, por lo que debemos centrarnos en conseguir nuestros propios objetivos sin compararnos con los demás y ser felices e intentar hacer felices a aquellos que nos rodean.

Lo que llamamos envidia sana está más relacionado con la admiraciónLo que llamamos envidia sana está más relacionado con la admiración

Qué es la llamada envidia sana

Se cree que la envidia sana sería el sentimiento que una persona tiene cuando la otra consigue algo que ella también querría, pero sin generarle en este caso un sentimiento de tristeza o enfado. Así pues, sería más bien comparable a la admiración, ya que uno se alegra por el hecho de que la otra persona tenga lo que se merece y le gustaría también para sí mismo, en este caso siendo consciente de que tiene que luchar por ello y que le llegará a su debido tiempo.

Entonces, podríamos calificar este sentimiento más de admiración o de felicidad hacia las personas a las que quieres, más que de envidia. La palabra envidia tiene unas connotaciones negativas que no se aplican en este contexto, puesto que no haces más que alegrarte por el bien que les sucede a los demás y, aunque te gustaría que te sucediese a ti también, este pensamiento no te impide realizar tu día a día con normalidad y seguir siendo feliz. Esta admiración, siempre que no sea extrema, es un sentimiento mucho más sano y que te permitirá seguir luchando por lo que deseas, para conseguirlo también tú como lo ha hecho esta persona y seguir con tus propios objetivos, evitando compararte con los demás y respetándolos siempre.

Artículos recomendados